Abi Cardozo pasó del judo a la bioquímica

Hay deportistas que tienen la ventaja de poder subsistir económicamente dentro de los deportes que son profesionales. ¿Pero qué sucede con aquellos que cuyas actividades son amateurs? Un ejemplo es el Abi Cardozo Madaf quien se destacó en la disciplina de judo durante muchos años obteniendo grandes logros en la selección nacional pero que a fines de 2018 decidió dejar para enfocarse plenamente en su carrera universitaria.

Algunas personas pueden tener la oportunidad de trabajar y al mismo tiempo enfocarse en su disciplina, pero no fue así el caso de Cardozo ya que se encontraba realizando la carrera de bioquímica y optó por dejar el deporte por una cuestión de tiempo personal, el que necesitaba para dedicarle a su carrera universitaria ya que esta misma le daba la oportunidad de tener una salida laboral , mientras que el deporte al ser amateur no le podía brindar esa seguridad económica.

En mayo del 2020 Cardozo logró finalmente recibirse luego de 10 años de esfuerzo y dedicación y actualmente trabaja y vive de la bioquímica. Como el caso de esta deportista existen muchísimos más, como por ejemplo Paula Pareto, quien también realiza el mismo deporte y se desempeña como traumatóloga en un hospital pero a diferencia de Abi todavía sigue practicando el judo.

En su carrera como judoca los principales resultados que alcanzó Abi Betsabe Cardozo Madaf fueron: en los Juegos Panamericanos de Toronto, séptima en -52 kg.; ganó la medalla de oro en el Open Panamericano de Lima 2018 y en Buenos Aires en dos oportunidades (2018 y 2017);, fue campeona en el Open Africano de Yaounde y Dakar y ocupó la segunda posición en el Open Panamericano de Santiago (2018) y Lima (2017).

De todas maneras la santiagueña no descartó el hecho de volver a realizar la disciplina y remarcó: «Nunca dejé de ser judoca, pero en un futuro me gustaría incentivar a chicos a que hagan este deporte y lo tomen como método de vida. No descartaría ser entrenadora, me gusta y mucho”.

Además aclaró que le encantaría encontrar una estabilidad económica y vivir de lo que se recibió pero que se seguirá involucrando en el judo.

Autor: Agustín Irazar, Segundo A, turno tarde.