Subieron 300% los ciberataques por el mayor uso de internet

Durante 2020, con el aumento del teletrabajo, las estafas online y hackeos se dispararon en la Argentina. Los atacantes llevan a cabo los fraudes con diversas técnicas.

El cambio en la modalidad de trabajo durante el primer año de pandemia, ha permitido que los ciberdelincuentes dispongan de un campo más amplio para efectuar sus delitos. A través del phishing o suplantación de identidad han conseguido llegar a una gran cantidad de personas vía Whatsapp, Facebook y correo electrónico. Este último el medio más frecuentado.

Según la consultora BTR Consulting, la cantidad de ataques en línea creció 300 % en 2020; y la de delitos efectivamente consumados, 70%. Se estima que para este 2021 la tendencia aumente, puesto que desde enero se contemplan anuncios de venta ilegal y de garantía dudosa de vacunas contra el Covid-19, a los cuales un amplio público accede.

Los usuarios fake utilizan una dirección similar a las de empresas reconocidas, comprendiendo una verosimilitud peligrosa, por ejemplo «Correo Argentino», e integran a su contenido un link que dirige a una página con estética semejante a la firma que «pertenece». A los destinatarios que ingresan a estos sitios se les requiere sus datos personales y de tarjetas de crédito, de manera que así extraen la información necesaria para ejecutar la estafa.

Aunque esto sucede por errores humanos, se sabe que el acceso de los timadores a los dispositivos de uso cotidiano es más fácil, comparándolos con los sistemas de seguridad tradicionales de oficina.