Miami: la “salvación” de los argentinos para vacunarse

A pesar de que la vacunación contra COVID-19 ya comenzó en nuestro país, ciudadanos argentinos con buenos recursos económicos comenzaron a viajar a Miami (sur de Estados Unidos) para recibir las vacunas que el estado ofrece gratuitamente mientras que crece también la urgencia por conseguir vacunas contra la enfermedad.

 

Turistas argentinos que se encuentran en Miami pudieron aplicarse alguna de las vacunas disponibles. Otras personas viajaron con turno previo o lo han sacado desde nuestro país y están próximos a viajar. Los inoculados deben permanecer allí al menos 21 días para la aplicación de las dos dosis requeridas. Es gratuita y no se necesita ser residente, los únicos requisitos son no haber recibido ninguna otra vacuna en los últimos 14 días, y tener más de 65 años.

 

En el Estado de Florida, en la costa sureste de Estado Unidos, tras la primera etapa de vacunación contra el coronavirus, que comenzó a mediados de diciembre pasado y fue destinada a personal esencial y ciudadanos mayores de 75 años, el gobernador, Ron De Santis, autorizó en enero la vacunación para mayores de 65 años sin necesidad de ser residente o ciudadano estadounidenses. La decisión sobre cómo y a quiénes se inyectan las vacunas, que está en manos de las autoridades locales, generó polémica. En el ámbito nacional, el debate llegó luego de que dos mediáticas turistas contaran sus experiencias: la panelista de chimentos Yanina Latorre, que contó que su madre se vacunó estando como turista en Miami, y la abogada Ana Rosenfeld, quien detalló su vivencia al aplicarse la vacuna de Moderna.

Según lo que relataron, el proceso para conseguir un turno para vacunarse se realiza de forma online. Además de completar algunos formularios con antecedentes sobre la propia salud, los únicos requisitos son no haber recibido ninguna otra vacuna en los últimos 14 días, y tener más de 65 años. Este último dato no es menor en un Estado en el que el 20 por ciento de la población es mayor de 65 años y en un momento en el que las vacunas todavía escasean. Razón por la cual, algunos criticaron la decisión de vacunar a no residentes.

Claramente esta situación genera gran molestia en los residentes locales, ya que la llegada reiterada de extranjeros a recibir vacunas comenzó a preocupar cuando notaron la dificultad que tienen para poder agendarse a través de la web para ser vacunados. En los centros dispuestos para la vacunación, además, no existe un criterio único con respecto a los extranjeros.

   A pesar de que los medios locales recogen testimonios de residentes molestos por no poder conseguir fecha para vacunarse, las autoridades del estado de Florida reafirman por el momento, la posibilidad de que los no residentes se vacunen. Citado por el diario Sun Sentinel, el vocero del Departamento de Salud de Florida, Jason Mahon, aclaró que «todos los residentes y no residentes de Florida que reúnan los requisitos de elegibilidad pueden ser vacunados». La única condición, aclaró, es que los no residentes que se apliquen la vacuna deben permanecer en el estado para recibir la segunda dosis. «Está absolutamente prohibido que alguien venga a Florida por un día a recibir la vacuna y se vaya al día siguiente», sostuvo, anunciando que cualquier «evento sospechoso» de ese tipo será reportado inmediatamente a las autoridades correspondientes.
  El presidente del Jackson Health System, Carlos Migoya, defendió que la vacunación contra el COVID-19 llegue a la mayor cantidad de gente posible y consideró irrelevante el origen de las personas.
Barrios, Florencia Milagros