¿Existen riesgos al vacunarse si se contrajo COVID-19?

Desde el Gobierno negaron que exista peligro en la inoculación por más que la persona se encuentre infectada.

Avanza la vacunación en personas con condiciones de riesgo.

Los números que la pandemia provocada por el virus COVID-19  preocupan a la población día tras día, puesto que en los últimos días se batido constantemente nuevos récords de contagiados. Sin embargo, también se debe tener en cuenta la cantidad de vacunados en el país. Desde diciembre de 2020 hasta el momento, 6.043.084 personas se han inoculado, y 782.918 de ellas ya se han aplicado las dos dosis correspondientes.

Tras el reciente fallecimiento del periodista y relator Mauro Viale, las vacunas se mantienen en el ojo de la tormenta. Personajes públicos, influencers y personas del entorno alegaron que su aplicación fue la causante de la muerte inesperada del periodista, ya que el hecho ocurrió días antes de su deceso. No obstante, existen detalles que no son tenidos en cuenta.

Desde el Ministerio de Salud afirman que se trabaja para que las personas con condiciones de riesgo sean vacunadas con el fin de reducir el impacto de esta enfermedad. Los efectos de las vacunas no son inmediatos, el organismo tarda en conseguir la inmunidad en la cantidad de días estipulados anteriormente o más, en función de la edad y las particularidades que posee cada sistema inmune. De manera que, la vacunación no certifica que uno esté exento de contraer el virus en los días posteriores ni de poder desarrollarlo, si es que se ha contagiado con anterioridad a la aplicación, al igual que sucedió con Viale.

En vista que puedan haber casos de personas contagiadas asintomáticas que lleven a cabo la vacunación, desde el ministerio a cargo de Carla Vizzotti, afirmaron que no existen evidencias científicamente comprobadas que aseguren que el vacunarse bajo ese estado es dañino para la salud.

Sin embargo, aunque estos sean casos muy específicos, se debe tener en cuenta que los cuidados tienen que seguir llevándose a cabo estrictamente en las personas con las dosis aplicadas. Según informaron desde el Ministerio de Salud, el 0,2% de los vacunados han contraído el virus en los días posteriores.

Algunos efectos secundarios pueden ser dolores corporales, de cabeza, vómitos, fiebre, entre otros. Ante esto, los especialistas localizados en los centros de vacunación recomiendan determinados medicamentos para reducir los efectos adversos que puede generar la inoculación.

No obstante, estos síntomas también pueden no presentarse. Celso, de 84 años, que padece diabetes, contó a Pirámide Invertida: «Por suerte yo no sentí nada, me sorprendió. En caso que me doliese algo, me aconsejaron tomar paracetamol». Por su parte, Teresa, una mujer de 62 años, aportó: “Tenemos en cuenta que no es ponernos la vacuna y ya está, los especialistas que nos las aplican nos advierten que lo más seguro es que haga efecto en 15 días».  Zacarias, un hombre de 68 años con patologías cardíacas, expresó tras recibir la primera dosis que la vacunación «es la única manera» para que la población pueda cuidarse. Y reconoció que «la ayuda psicológica sirve mucho».

Desde el gobierno de la Nación estiman mantener el ritmo de vacunación. Este domingo llegarían 864.000 nuevas dosis del laboratorio británico AstraZeneca, mientras se avanza en la planificación de otro vuelo hacia Moscú, Rusia, en busca de más vacunas Sputnik-V.