¿Dónde quedó el humor argentino en TV, que no se puede encontrar?

En la historia de la televisión argentina, los programas humorísticos estuvieron presentes. Sin embargo, los contenidos de este tipo escasean en estos tiempos, ¿Por qué?

A través de las décadas, la comedia fue un recurso importante para la televisión. Los primeros programas humorísticos fueron obra de Mauro Borensztein, más conocido como “Tato Bores”, quien utilizaba el humor político para crear monólogos que retrataban a la sociedad argentina, a finales de la década de 1950. A partir de estos años la comedia fue creciendo con nombres como José “Pepe” Biondi, Alberto Olmedo, Luis Landriscina, entre otros.
El éxito de la comedia se relaciona con la vida cotidiana de las personas que lo consumen, quienes se identifican con las situaciones que plantean los programas de esta índole.

Uno de los mejores comediantes argentinos.
Mauro Borensztein como «Tato Bores».

Los tiempos cambian, al igual que los contenidos a televisar y el público a entretener.
La cultura y los temas de hoy no son los mismos que hace 20 años atrás, obligando a actualizar los ciclos humorísticos. La nueva comedia del siglo 21 estuvo marcada por la aparición de las nuevas tecnologías, nuevos medios que permitieron reinventar la forma de hacer reír. Este contenido de principios de siglo, parodiaba a distintos sectores de la sociedad como lo son las clases sociales, la política, las modas que se producían en el mundo y demás aspectos socioculturales.
Hoy, la tolerancia frente a diversos contenidos que parodian a la sociedad ha disminuido, dando paso a diferentes discusiones y conflictos por parte de la audiencia. Estos cambios en la tolerancia se deben a las arduas luchas de distintos colectivos frente a toda acción que represente una discriminación y una burla hacia estos. Por ende, las productoras deben cuidar el tipo de contenido humorístico que realicen, sin dañar al espectador.
La comedia se volvió multiplataforma. Medios como las redes sociales o el contenido multimedia de internet, han permitido que varias personas tengan la posibilidad de mostrar su contenido, captando sin recurrir a una productora de televisión.
En estos días el humor ha mutado no solo por la forma de realizarlo, sino por la manera de consumirlo, eligiendo qué consumir sin la necesidad de cambiar de canal o estar frente a una televisión.

Enzo Coria. 2°A turno mañana.