El gobierno nacional definió la implementación de un nuevo régimen para fomentar las exportaciones

Se oficializó a través de un decreto publicado en el Boletín Oficial.

Alberto Fernández presentó un nuevo esquema para potenciar las exportaciones. El beneficio que genera este nuevo régimen es que el 20% de las divisas obtenidas por las exportaciones vinculadas a dichas inversiones serán de libre aplicación, por hasta un máximo anual equivalente al 25% del monto bruto de divisas ingresadas en el mercado de Cambio, para el proyecto y su desarrollo.

No todas las inversiones recibirán este beneficio. Estas deben ser en sectores específicos: foresto-industrial, minero, agroindustrial, hidrocarburífero e industrias manufactureras. Además deben aumentar las exportaciones de dos tipos de maneras para que sea válida su inclusión en la medida: o bien se inicia un nuevo proyecto, o se amplifica la capacidad de producción de un proyecto que ya se encuentre llevándose adelante. Por último, estas inversiones tienen un mínimo. Deben ser de 100 millones de dólares o más para que el nuevo régimen se haga efectivo.

Dicha medida tendrá una duración determina. Será a partir del año de realizada la inversión y hasta que se cumplan 15 años de la emisión del Certificado de Inversión para Exportación.

Dentro del Boletín Oficial publicado por el gobierno de la Nación se establecen los objetivos del nuevo régimen:

“ARTÍCULO 1°.- Créase el RÉGIMEN DE FOMENTO DE INVERSIÓN PARA LAS EXPORTACIONES, que será de aplicación en todo el territorio de la REPÚBLICA ARGENTINA y cuyos objetivos prioritarios son:

  1. Incrementar las exportaciones de las mercaderías comprendidas en las actividades a las que alude el presente decreto.
  2. Promover el desarrollo económico sustentable contemplando la equidad social.
  3. Favorecer la creación de empleo.
  4. Desarrollar y fortalecer la competitividad de los diversos sectores económicos.
  5. Propender al crecimiento económico y socialmente equitativo.
  6. Obtener la sostenibilidad ambiental del país, de las provincias y de las distintas regiones.”

En el recientemente citado decreto, también se especifica quienes no pueden inscribirse en el régimen:

“a. Las personas humanas y/o jurídicas cuyos representantes o directores o directoras que hubiesen sido condenados o condenadas por cualquier tipo de delito no culposo, con penas privativas de la libertad o inhabilitación, mientras no haya transcurrido un tiempo igual al doble de la condena.

  1. Las personas humanas y/o jurídicas que al tiempo de concederle los beneficios tuviesen deudas exigibles e impagas de carácter fiscal o previsional, o cuando se encuentre firme una decisión judicial o administrativa declarando tal incumplimiento en materia aduanera, cambiaria, impositiva o previsional e imponiendo a dicha persona el pago de impuestos, derechos, multas o recargos.
  2. Las personas que hubiesen incurrido en incumplimiento injustificado de sus obligaciones respecto de regímenes de promoción o contratos de promoción industrial”.

https://www.boletinoficial.gob.ar/detalleAviso/primera/242705/20210407

El Ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, resumió lo que este nuevo régimen significa para la economía: «Básicamente es una flexibilización de las restricciones cambiarias. Las restricciones cambiarias permiten administrar la escasez de divisas, pero generan trabas para la inversión extranjera o la inversión nacional financiada con crédito externo. La creación de este régimen de fomento a la inversión destinada al aumento de exportaciones flexibiliza estas restricciones y permite viabilizar muchos proyectos de inversión actualmente en estudio. El régimen establece un mecanismo muy claro y previsible que le permite a las empresas que ingresen dólares del exterior tener mayores certezas sobre el repago de la inversión o del financiamiento asociado”. Esto tiene como fin beneficiar a aquellas empresas que dirigen sus inversiones “a la economía real”.

El gobierno tiene en cuenta que el desempleo es algo que azota a la República Argentina desde hace ya tiempo. El Ministro de Economía, Martín Guzmán, cree que con esta medida se podrá conseguir que la falta de empleo disminuya, además de que mejore la estabilidad económica nacional: “fomentar las inversiones que aumenten las exportaciones es una condición necesaria para una economía con dinamismo productivo, estabilidad y previsibilidad, que genere empleo de forma sostenible”. También, asegura que: “La medida que estamos anunciando va a implicar inversiones concretas de empresas que van a estar generando trabajo y producción en Argentina y aumentando la capacidad exportadora del país”.

Estos dichos de Guzmán fueron ratificados por el mismísimo presidente del Banco Central, Miguel Pesce: “Esta iniciativa otorga beneficios al ingreso de capitales asociado a la inversión y la creación de empleo y no a la economía especulativa. Aquellos que ingresen capitales y exporten podrán dedicar parte de ese resultado al giro de obligaciones con el exterior, incentivando la entrada de capitales y mejorando la balanza de pagos”. La entrada de capitales que menciona Pesce es uno de los puntos más importantes por los que se da esta medida, ya que para Kulfas: “Uno de los problemas centrales de nuestra economía es la escasez de dólares”.