Benzema es mucho más que un taco: el campeón de las sutilezas

Es el delantero que mejor encarna lo que fue el Fenómeno Ronaldo; hábil, goleador, lleva el mapa del campo de juego en su cabeza

Taco de Benzema para abrir el marcador en el Derby

Son pocos los jugadores que se pueden dar el lujo de contar que hicieron un gol atípico en un clásico, ya sea de chilena, rabona o de taco, como ocurrió en el último Derby español, cuando Karim Benzema marcó el 1 a 0 parcial para el Real Madrid contra Barcelona. Es poco común ver estos tipos de goles, pero no sorprende de un goleador nato como el francés, que lleva más de una década inflando las redes en el equipo Merengue. En tiempos donde prima el jugador nómade, es valioso rescatar estas pequeñas historias de amor entre un futbolista y su camiseta.

Fue en el año 2009 cuando el por entonces director general del Real Madrid, Jorge Valdano, decidió apostar por el joven delantero del Olympique de Lyon que, según sus declaraciones a Corriere dello Sport, tenía “más futuro que Ibraimovich”. Así como en su carrera de jugador, el “Poeta” la clavó al ángulo con la contratación del delantero galo que sigue siendo un centrodelantero vigente avalado por sus números.

Tras su debut a los 17 años en la primera de Lyon, llegó a la Casa Blanca con una humilde vitrina de 4 Ligue 1 consecutivas entre 2004 y 2008, 3 Supercopas de Francia (2005, 2006, 2007), 1 Copa de Francia (2007-2008), mientras que con su selección ganó el torneo europeo Sub-17(2004) y la Meridian Cup con la selección Mayor (2005).

En la actualidad, tras 12 años, Benzema sigue superando récords entre los goleadores de la historia del Real Madrid y afirma su gran trayectoria como madridista, más allá de la premisa instalada de que es un delantero poco goleador. A pesar de las lesiones que lo condicionan, en esta temporada lleva 25 tantos y 6 asistencias, lo que le permitió dejar atrás a jugadores como Hugo Sánchez (208 goles) y al mítico atacante húngaro Puskas (242), ya que suma 274 goles en 12 temporadas, repartidos de la siguiente manera: Liga (188), Champions (57), Copa del Rey (21), Mundial de Clubes (3), Supercopa de España (3) y Supercopa de Europa (1). Es el extranjero con más partidos disputados en el Real Madrid (549). Si bien es el quinto goleador en la historia Merengue, se adjudica la medalla de ser el jugador que anotó el gol más rápido en la historia del «Clásico» ante el Barça, ​en el que marcó a los 22 segundos de partido.

A lo largo de estos años se supo adaptar a las indicaciones de distintos pesos pesados como Mourinho, Ancelotti hasta Zidane y compartió plantel  con jugadores de elite tales como Cristiano Ronaldo, Di María o Tony Kross, entre tantos. Lamentablemente, su trayectoria en la selección gala no pudo ser espejo de lo anteriormente mencionado, puesto que problemas que exceden a lo futbolístico lo dejaron relegado del equipo que logró el título en el último mundial de Rusia 2018.

Sus números hablan por sí solos y, aunque fue galardonado como el mejor jugador de la Liga Santander,  resulta extraño escuchar que ciertas voces no lo consideren como uno de los mejores delanteros del mundo, a la par de nombres como Lewandowski, Lukaku o hasta su excompañero de fórmula Cristiano Ronaldo. En un mundo donde lo que sobran son directores técnicos, ¿Qué más tiene que hacer Karim para sentarse en la mesa chica?

 

Benzema levanta la cuarta Champions.

 

Bruno Mariano, Calabrese Marcos, Gaetán César.