¿Cuáles son las razones de la crisis en la que se encuentra inmerso el rock nacional?

En los últimos años, disminuyo la popularidad del rock, un genero que lucha para volver a ser lo que alguna vez fue en el país

El rock argentino tuvo como protagonista hace un mes, a un cantautor que fue galardonado en el evento musical más importante del año. Fito Páez, se hizo con el famoso gramófono dorado, en los mundialmente famosos premios Grammy, donde ganó en la categoría de mejor álbum latino de rock o alternativo, por su disco “La conquista del espacio”. He aquí una gran hazaña para la música de nuestro país. Pese a no ser el primero en conquistar dicho honor en los Estados Unidos, dejó a nuestro rock nacional en lo más alto.

Quizás no sea tema tan común en estas épocas hablar del Rock and Roll local. Hoy por hoy, el género está lejos de ser el dominador de la escena, ¿Qué pasó con el rock? ¿Con las cientos de bandas y su popularidad? ¿Dónde quedó nuestro rock nacional?

Fanáticos en un recital

Analizando los últimos años, podemos ver que el dominio popular y auditivo en nuestra república, lo lideran nuevos géneros, relativamente hablando, que han explotado en el último tiempo. El trap y el reggaetón son la nueva moda, su estilo jovial y melódico, se volvieron una sensación entre los jóvenes, y los no tanto, en estos últimos años. Muchos nuevos artistas, en gran cantidad surgidos de la rama del rap, se dieron a conocer rápidamente y no tardaron en explotar. Jóvenes talentosos como Paulo Londra, Khea, Nicki Nicole o Cazzu son algunos de estos nombres que hoy lideran las listas.
Los argentinos en la actualidad sobreponen a estos artistas por sobre otros géneros, pero, ¿Dónde se encuentra el rock nacional en estos números?

Es en este punto, en donde entendemos que el tiempo ha cambiado, el rock ya no es lo que solía ser. Cientos de bandas dominaron nuestro país por décadas, intérpretes y músicos excelentes, con renombre mundial, como Charly García, Spinetta, Cerati, fueron la luminosa cepa que logró transmitir al mundo la gran materia prima musical nacional. Hoy, dicha popularidad decreció. ¿Será la falta de talento?

 

La respuesta no es la falta, el talento está, la pasión aún continúa con vida, la escasez radica en la carencia de atención y de oportunidades de parte del público y de los críticos. El rock ya no es el fenómeno social de los años 70 y 80. Hoy en día los jóvenes artistas se dan a conocer por su autogestión a través de las redes sociales. «No quieren que venga Universal o Sony a verlos porque saben que esas discográficas necesitan vender 250.000 copias de un disco para sobrevivir”, comentó uno de los músicos pioneros, David Lebón en una entrevista con la revista Mavirock, poniendo en claro la independencia artística y su lucha individual por la atención de la gente.

«Él Mató a un Policía Motorizado» Banda relativamente nueva, activa desde 2003

Pero si el talento está, y la pasión sigue viva, ¿por qué no vemos nuevos nombres dominar el género? El rock nacional se ha renovado en los últimos años, nuevas bandas y artistas han pisado con fuerza para hacerse un nombre. Pero superar a los maestros no es tarea fácil. El director de Sony Music Sur, Damián Amato, se refirió a este tema: “No se puede reemplazar a un Cerati, un Charly García o a un Spinetta de un día para otro. No se tiene un Cerati todos los días”.

Entonces queda claro que los peldaños son difíciles de escalar hoy en día. Hacerse de fama por mano propia, conseguir llamar la atención de un público melancólico con los grandes artistas del pasado e imponerse ante nuevos géneros que se han popularizado. Aquel es el reto, tratar de imponerse para que el rock vuelva a ser lo que fue. Quizás en unos años vuelva a tener el lugar popular que supo llevar a lo largo de la historia Argentina. Sea cual sea el panorama, nuestro país jamás dejará de ser cuna de rocanroleros.

Baltasar Delpueche Torga 2°A  T.M