Efecto colateral de la inactividad: «La Bundeslesión»

Un llamado de atención frente al regreso de las principales ligas de Europa: las dolencias físicas, luego de una larga inactividad

Con el regreso de la Bundesliga, las demás entidades del Viejo Continente pusieron en marcha los entrenamientos y se estipuló el día en el que volverán las competiciones profesionales. Sin embargo, tantos los jugadores como los clubes deben tener precaución a la hora de volver a la acción y cuidarse de las futuras lesiones o dolores musculares, para no repetir la misma ecuación que sus pares de Alemania están padeciendo. Aunque los futbolistas estuvieron trabajando desde casa, no tuvieron tiempo de realizar un trabajo de pretemporada con normalidad y solo tuvieron una semana de entrenamiento. Con estas paradojas, se podría provocar que los jugadores no estén en un estado físico óptimo para jugar un partido de 90 minutos.

Recordemos que el domingo finalizó la fecha 27 y tras un descanso para los equipos de solamente tres días, e inclusive para algunos fueron solamente dos, se jugó la fecha 26° del fútbol alemán. Otra fecha en la que el predominio estuvo en la cantidad de lesionados y no en lo goles. Más allá del extensivo parate que tuvo la Bundesliga, al comienzo de la reanudación del campeonato hubo 8 jugadores lesionados (casi un lesionado por partido). Las críticas sobre lo mal preparados que estuvieron los jugadores para el retorno no cesaron, y hasta ahora el número siguió creciendo hasta llegar a la cifra de 14 lastimados. Llegando a un total de 12 en la primera división y dos de la segunda categoría alemana. Sin mencionar que en la mini pretemporada previa al retorno hubo un total de 18 jugadores con problemas musculares.

El joven goleador del Borussia Dortmund que es sensación en el mundo y ahora pretendido por Real Madrid, Erling Haaland, fue víctima de esta situación. El delantero noruego se retiró a 20 minutos del final de la derrota contra Bayern Munich por una dolencia muscular. No pudo seguir y fue sustituido por Reyna, que justamente volvía de una lesión. Tanto el Dortmund como el Hoffenheim fueron los más perjudicados, con un total de dos jugadores en las camillas.

Los preparadores físicos, quienes corren a contrarreloj para poner a los jugadores otra vez en óptimas condiciones, son los que más critican esta medida de jugar partidos cada tres días.

José Luis San Martín, ex preparador físico del Real Madrid, analizó los factores que conllevan a las lesiones de los jugadores tras el parate:»El problema es que hemos partido de un escalón inferior. En verano, el jugador vuelve de un mes de descanso, pero ha logrado seguir un plan de entrenamiento nadando, corriendo… Ahora regresan tras dos meses confinados en los que ha realizado actividad física, pero no ejercicio. Esa inactividad y la falta de intensidad te ‘mata’. Se cambia músculo por grasa (sarcopenia). Los jugadores están a unos niveles de fuerza y capacidad aeróbica muy bajos y lo están acusando».

«Los músculos de los futbolistas necesitan oxígeno para repetir esfuerzos cada 15-20 segundos. Al no tenerlo, ese músculo se rompe. A nivel de fuerza van a necesitar un periodo de tiempo amplio para recuperarse. El número de lesiones va a crecer exponencialmente, más aún jugando 2-3 partidos por semana. Es una ‘burrada», aseguró, con un exabrupto, el profesor.

César Augusto Arias, médico deportólogo colombiano, apuntó contra los dirigentes, quienes fueron alertados por las consecuencias que podía traer un regreso sin una readaptación física: “Los profesionales de la salud hace mucho rato hemos llamado la atención sobre el riesgo de estas lesiones, porque cuando hay mucha inactividad la fibra muscular pierde elasticidad, pierde fuerza, pierde potencia; usted de la noche a la mañana o con una preparación muy pequeña comienza a exigirla, porque la alta competencia no da tregua en el momento de un partido; ese músculo no está preparado para ese esfuerzo y se rompe. Lo mismo pasa con las articulaciones, pierden coordinación, la elasticidad de los ligamentos también se altera, entonces todos esos factores han sido puestos sobre el tapete por los médicos deportólogos, pero han primado los intereses económicos; el fútbol es un negocio y como muchas cosas suceden en el mundo, los intereses de la salud pierden la batalla ante los intereses económicos”.

Cabe resaltar que, en los certámenes europeos próximos a reanudarse, ya se han detectado casos de jugadores con molestias durante los entrenamientos. Uno de ellos el sueco Zlatan Ibrahimovic, que se encuentra en Milan. La vuelta de la Bundesliga tuvo un sabor agridulce.

Redacción: Tomas Buchammer y Rodrigo Abud

Edición y corrección: Federico Besso