Vacaciones con menos alternativas

La suba del dólar fue la causante de que se piense más en viajar por el país que al exterior

El turismo dentro de Argentina está a pasos de vivir una temporada de verano muy positiva y con récord de visitantes, aunque no precisamente por méritos propios.

Uno de los causantes de la mayor demanda de los destinos domésticos es que el dólar aumentó alrededor de 100% durante todo 2018, hecho que encareció notablemente los costos de viajar al exterior.

Otro motivo que juega en contra del turismo en el exterior es que tiene directamente que ver con la escalada inflacionaria: a los argentinos les alcanza menos el salario que, en su gran mayoría, no aumentó al mismo ritmo que los precios de los productos y servicios de la economía.

Con este panorama de menos pesos disponibles en los bolsillos y que el salario vale menos en dólares, las familias deben armar todo un rompecabezas presupuestario para poder irse de vacaciones y los destinos costeros acaparan casi todas las opciones.

En los rubros que se vinculan con el turismo dentro de Argentina se observa un adelantamiento en las reservas para “congelar” precios, al mismo tiempo que se prevé que los argentinos realicen en el verano escapadas más cortas, que suspendan la compra de algunos servicios y productos, y que busquen alternativas para bajar el gasto familiar.

Ya se sabe que la opción más barata hoy en día son las costas argentinas, pero también se lo puede comparar con nuestro país hermano, Brasil. Allí no es tanta la diferencia que hay de precios. Obviamente estas en otro país y con otra moneda, pero termina siendo en algunos aspectos más económico y que uno tiene que considerar.

También está la opción de fijarse paquetes por internet. Hay dos aplicaciones económicas que sirven para eso, una es Turismocity y la otra es Airbnb. La primera siempre te tira datos de viajes económicos en todo el año. Dependiendo del mes y la temporada, aumenta o disminuye su precio. Y, por último, es una buena opción para la estadía. Aquí se puede llegar a encontrar hoteles, cabañas, departamentos y hostels compartidos, a buen precio. Dependiendo de cuantos días te queres ir, te arma el valor total. Estas dos opciones son muy buenas a la hora de ahorrar tu bolsillo. Antes de viajar, hay que pensar y fijarse en nuestra economía, siempre hay variedades y siempre hay posibilidades de poder viajar a donde uno quiera sin tener que gastar tanto.

Juan Manuel Bratti Carlomagno

(IG) @juanmabccai