El rugby también sirve como herramienta de reinserción social

Internos de la unidad penitenciaria de Misiones integran el equipo de Rugby

El viernes 22 de noviembre se inauguró la primera cancha de rugby en un centro carcelario de Misiones, ubicado en la Unidad Penitenciaria UP lll y que recibe el nombre de «El Rodeo».

Este proyecto fue impulsado hace dos años y trabajado en conjunto entre el Gobierno de la provincia de Misiones, la Unión Argentina de Rugby, el Servicio Penitenciario y la Fundación «Espartanos». En 2017 se trabajó preparando el suelo, la plantación del césped, la elaboración y la colocación de bloques de cemento. Y a partir de la inauguración que se realizó hace poco, el mantenimiento de la cancha y de sus dependencias estará a cargo de los reclusos que a la vez son los jugadores que integran el equipo de rugby. Mientras tanto, se continuará con la realización de vestuarios, tribunas y baños que todavía no han sido terminadas. Se destaca en este proyecto que las instalaciones de la unidad deportiva no solo serán para el personal penitenciario y los internos, si no también, para grupos deportivos de la sociedad que quieran interactuar a través del deporte con los reclusos. Esto con el fin, de ayudar a una reinserción social.

En la inauguración, estuvo presente el alcalde auxiliar de la Provincia de Misiones, Claudio Cristaldo, quien expresó: «Esta cancha se construyó en base a un plan nacional ejecutado por la fundación Espartanos con la ayuda de empresas comprometidas como el Banco Macro, para hacer una cancha de rugby en las cárceles. Donde se desarrolla el rugby dentro de la temática de bajar los índices de reincidencia y ayudar a través de la educación, el trabajo y la espiritualidad a alcanzar una buena reinserción social».

Dentro de esto hay un gran protagonista para que este tipo de proyectos se hayan podido llevar a cabo. Ha sido la Fundación Espartanos, quien se denomina como una organización sin ánimos de lucro que se sustenta con el aporte de voluntarios y donantes. Lo que buscan es bajar la tasa de reincidencia delictiva promoviendo la integración, la socialización y el acompañamiento de personas privadas de su libertad a través del rugby, la educación, el trabajo y la espiritualidad.

Un resumen de su trabajo como Fundación, empieza en 2009 con la iniciativa de promover el rugby en la Unidad Penal número 48 de San Martín, Buenos Aires. El equipo se llamaba como la Fundación, «Espartanos». En la actualidad, la Fundación Espartanos se encuentra en más de 19 provincias, con aproximadamente con 3000 jugadores participando del programa. Hay 202 ex-Espartanos trabajando en 74 empresas. Actualmente dictando una decena de cursos en el Centro Educativo Espartano de Buenos Aires y trabajando para inaugurar las canchas de Misiones, Salta, Jujuy y Tierra del Fuego junto con Fundación Banco Macro, previendo la construcción de canchas nuevas en Mendoza, Corrientes, La Pampa, San Juan, Santa Fe, Chubut, Córdoba, Santiago del Estero y Catamarca.

A través de los años, se ha verificado empíricamente que la educación transforma las posibilidades de las personas privadas de su libertad. Especialmente si completan la formación con el dictado de oficios, lo cual les permite empoderarse frente a la sociedad cuando recuperen su libertad, desde la independencia económica y la recuperación de la dignidad personal.

Raúl Darío Muñoz, 2° B, turno mañana