¿De qué se trata la tuberculosis y cuáles son sus riesgos?

Esta problemática afecta a las zonas más vulnerables de nuestro país y está acechando cada vez más

En los últimos años, la situación económica de la Argentina no viene siendo la mejor y debido a eso, hay una enfermedad que lamentablemente regresó. Se trata nada más ni menos que la tuberculosis, pero ¿de qué se trata esta problemática?

La tuberculosis es una enfermedad provocada por una bacteria llamada Mycobacterium tuberculosis, la cual afecta en primer lugar a los pulmones pero no solo a este sector sino que también a otras partes del cuerpo, como los huesos de la columna vertebral, los riñones y el sistema nervioso.

Se transmite de persona a persona a través del aire. Esto quiere decir que cuando un afectado de dicha enfermedad estornuda o tose puede contagiar al resto. Cabe destacar que esta infección se puede prevenir y de hecho también se puede curar con los debidos tratamientos, pero de no hacerlo rápidamente puede llegar a ser mortal.

Decimos que tiene que ver con la crisis económica del país ya que no solo se infectan los individuos cuyo sistema inmunológico está dañado (desnutridos, fumadores, etc) sino que también perjudica a los que viven o trabajan en lugares muy precarios. Y todas estas situaciones empeoran la afección.

Según las últimas cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2018 hubo más de 10.000 casos de tuberculosis en la nación. Fabiana, enfermera del hospital Thompson en San Martín, contó como tratan este tema: “En este último tiempo, aumentaron muchos los casos de tuberculosis y lamentablemente es como si fuera un retroceso porque hace mucho que no veíamos problemas con este tema”.

Y remarcó: “Nosotros tenemos varios barrios carenciados cerca del hospital y la verdad es que hubo muchas infecciones este año por las condiciones en las que viven estas personas”.

Los síntomas de esta enfermedad son fiebre muy alta, pérdida de peso, tos y mucha sudoración. Es cierto que los damnificados pueden pasar demasiado tiempo con los síntomas sin la necesidad de ir a ver a un médico pero como consecuencia de esto se esparce la bacteria y así también la infección.

Hay distintos métodos para prevenir esta dificultad:

. Mantener una alimentación saludable y variada.

. Fomentar que las personas que tengan estos síntomas vayan al centro de salud más cercano.

. Aplicar la vacuna BCG en niños recién nacidos.

. Ventilar con frecuencia el ambiente donde viva o trabaje la persona y también dejar entrar la luz natural.

Lo cierto es que la tuberculosis nunca se fue y ahora se está expandiendo cada vez más, sobre todo en Latinoamérica.

Martín Olivera