La despedida de un gran luchador

«Gracias por todo, atletismo», decía la emotiva carta que le puso fin a la carrera de Luis Alberto Marco. Así se despedia el talentoso español tras constantes lesiones en los gemelos que le negaron continuar su gran trayectoria en el atletismo.

El problema en sus piernas empezó en 2016, cuando empezaba a buscar el salto a los 1.500m y no podía entrenar con normalidad. Lo que parecía una lesión más de las que sufre un atleta de alto nivel todavía carece de un diagnóstico claro. De médico en médico, nadie supo darle una solución correcta a su problema.

«Me han dicho que han visto más casos de deportistas que en la última etapa tienen el tejido muscular, la fascia, en un punto que no conoce más tensión», explicó Marco.

El español fue seis veces campeón de España en 800m. Ademas logró la medalla de plata en el Europeo indoor de Turín en el 2009 y en los Juegos Olimpicos de Londres 2012, en donde alcanzó las semifinales.

Marco, en los Juegos Olímpicos de Londres 2012

Otros grandes logros tambien fueron por llegar a la final en el Mundial en pista cubierta de Doha en 2010 y llegar a las semifinales en los Mundiales al aire libre de Daegu 2011 y Moscú 2013.

Fueron tres años de dudas, entre idas y vueltas si continuaba en el ruedo del atletismo o no y al final se decidió  finalizar su carrera. Además de ser un gran atleta que dio que hablar en cada competencia, se destacó por luchar abiertamente contra el dopaje. Por eso, en su despedida, aclaró que sus logros fueron por sus propios medios, honestamente y que en ese sentido duerme tranquilo.

Joaquín Nuñez

2°A TM