Concordia, la tierra prometida para Matías Rodríguez

El ex campeón se llevó la victoria en la segunda final del Top Race; el podio lo completaron Canapino y Rossi; detalles de una atractiva carrera

Entre Matías Rodríguez y el autódromo Ciudad de Concordia existe una relación conformada por lazos victoriosos. Es su preferido a la hora de los festejos, ya que 3 de sus 5 victorias en el Top Race fueron en territorio entrerriano: el 14 de junio de 2015 con Mercedes, el 23 de julio de 2017 con Mitsubishi y la de este 21 de abril, con Toyota.

El fin de semana se le presentó esquivo desde un principio. El viernes el auto no le arrancaba, el día siguiente tuvo una clasificación muy complicada que lo hizo partir desde la posición número 11 en la largada final, pero el domingo, por fortuna, no iba a continuar con esa racha.

A partir de estas negativas, el equipo Midas tuvo que pensar en una estrategia que lo haga terminar en una mejor posición que la del comienzo de la competencia. Y fue entonces que en las pruebas de Tanques Llenos mostró una mejoría que le permitiría soñar con una victoria.

En contraposición a lo que vivió el de San Isidro, Canapino obtenía su pole número 50, cifra récord en la categoría y con esa tarea, se perfilaba como el principal candidato. Detrás de él, asomaba Rossi. En la segunda fila, Franco Girolami y Martín Ponte.

El inicio de la carrera fue prolijo, sin sobresaltos, pero luego un vuelco de Diego Ciantini provocó un largo periodo con el auto de seguridad dentro de la pista, aunque el piloto no tuvo consecuencias por el exabrupto. Mientras tanto, el tiempo y las vueltas transcurrían pero el combustible no se usaba de la manera planeada por los equipos y por ello, las estrategias debieron cambiar.

Desde este año se estableció que los autos, de modo obligatorio, ingresen a boxes para cargar 15 litros de gasolina.

Canapino manejaba el liderazgo con autoridad, parecía una victoria cantada debido a que nadie le daba pelea. Además, fue el primero en ingresar a boxes, relegando la primera posición, que sería de Rossi por unas pocas vueltas porque no pudo estirar la ventaja.

Con los pases de Mariano Altuna, que logró escalar dos puestos en la largada y meterse en la pelea, y luego de Girolami, último campeón, Rodríguez subió varias posiciones, que lo ponían en una posición a la expectativa.

Ya con la entrada del Misil a boxes, el que tomaría la posta de la competencia sería Rodríguez, a pocos minutos de la finalización de la misma. En ese momento, buscó estirar la ventaja y lo logró, llegando a obtener una diferencia de 25 segundos con el segundo, que era Canapino.

Esta superioridad le permitió meterse en boxes con tranquilidad; pero cuando salía, por el espejo retrovisor se veía al corredor de Mercedes que venía por el primer lugar, pero el ex campeón de la categoría no dio el brazo a torcer y mediante una maniobra, no dejó que el corredor de Arrecifes lo sobrepase.

Después de una ardua pelea, en la que el último campeón del TC utilizó todas sus armas para poder hacerse del primer lugar, el piloto de Midas se mantuvo con su gran desempeño, manejando una distancia que le permitiría llevarse la final.

Una gran estrategia del equipo Midas, y un desempeño audaz del piloto de Toyota, permitieron que lo que parecía una utopía en el comienzo del fin de semana se vuelva una realidad, y dejando segundo a Agustín Canapino.

En el tercer lugar, se acordó que Altuna le devuelva la posición a su compañero de equipo Matías Rossi para que pueda sumar puntos para el campeonato.

Cuando le preguntaron sobre la maniobra a la salida de boxes de Rodríguez, Canapino contestó: “Perfecta, cuidó su cuerda”. Además, felicitó el ganador por el desempeño y la estrategia.

Por su parte, el campeón en el 2015 declaró: “Un gran ritmo del auto, en conjunto con una gran parada del equipo”. Afirmó el gran desempeño del equipo en general y por la estrategia elegida que le permitió coronarse.

Finalizada la segunda fecha, las posiciones del campeonato lo tienen como puntero a Canapino con 46 puntos; le siguen Matías Rodríguez con 37, Matías Rossi con 34 y Franco Girolami con 25 puntos.       

                                                                                Tomás Ponce, 2ºB Turno Tarde.