Mundo Delpo: una ironía para el Flaco Schiavi, un símbolo de la pasión xeneize

Es de popular conocimiento el fanatismo de Juan Martín Del Potro por el fútbol, y principalmente por Boca, el club de sus amores. Quizás por eso, el pasado viernes pudo resultar para él un día especial, así como para todos los hinchas del equipo de La Ribera, ya que fue el cumpleaños número 70 de Carlos Bianchi, quien cosechó 9 títulos como entrenador del xeneize, transformándose en uno de los más grandes ídolos de la historia de la institución.

Además, su etapa más exitosa como director técnico del conjunto azul y oro se dio entre 1998 y 2003, momento en el cual Juan Martín tenía entre 10 y 15 años, edad en la cual muchos de los amantes del deporte desarrollan una admiración particular por algunos personajes, que duran toda la vida. Muchos ex dirigidos por Bianchi decidieron saludarlo por su cumpleaños, entre ellos Rolando Schiavi, defensor central muy importante en aquella época dorada de Boca y actual entrenador de la reserva, quien además es muy buen amigo de Del Potro, con el que ha compartido cenas, cumpleaños y eventos institucionales.

El Flaco le dedicó al Virrey una foto y un sentido comentario a través de las redes sociales. Sin embargo, a pesar de sus buenas intenciones, quizás traicionado por la tecnología, escribió un mensaje poco comprensible y con fallas en la redacción. “Cómo un Padre a un hijo, feliz cumple Carlos (sic)”, escribió en su cuenta de Instagram. Del Potro, en notorio tono jocoso, no se la dejó pasar y le respondió: “Sos rústico hasta para escribir”. La broma de Delpo hace referencia a que, en sus días de futbolista, Schiavi se ganó la fama defensor áspero y agresivo que lo acompaña e identifica aún hasta hoy. Ahora habrá que esperar a que el ex futbolista se tome revancha… 

Autor: Juan Ignacio Minotti.

 

David Ferrer y su retiro: el final de un gladiador fuera de serie

El español David Ferrer anunció de forma oficial su retiro del tenis profesional. Ferrer ya planea lo que será su salida del circuito, como el torneo de Madrid, que comenzará el próximo domingo. Ferrer se ha caracterizado a lo largo de su carrera por el hambre de ganar y el sacrificio que le pone a cada pelota; jamás darse por vencido fue su característica principal y lo que lo destacó de los demás.

“Lo difícil ha sido tomar la decisión después de la gira de tierra batida. Parar y pensar que era lo que realmente quería. He tenido tiempo de recapacitar… A mí el tenis me encanta y no tengo ganas de dejarlo, pero el nivel al que puedo competir no me llena para seguir jugando en torneos de tal envergadura y preferí terminar mi carrera con mi gente en España”, contó David, respecto de cómo tomo su decisión de alejarse de la actividad.

Por: Agustín Cerutti.
Edición: Joaquin Galocha.

Zverev no logra volver al triunfo debido a una crisis emocional

El alemán Alexander Zverev, de 21 años, está atravesando un año para el olvido, dado que lleva acumulados doce triunfos y siete derrotas en 2019, con un único punto alto al alcanzar la final del ATP 500 de Acapulco. Aunque todavía no pudo conquistar ningún título en el año, “El Principito” se ubica tercero en el ranking ATP, con 5770 puntos, justo por debajo de Novak Djokovic (1°) y Rafael Nadal (2°).

El padre del joven tenista, Aleksandr Zverév Sr., es también su entrenador personal, ya que tiene conocimientos del deporte desde su época como tenista profesional, cuando representó a la Unión Soviética en la Copa Davis. Con semejante pasado de su familia sobre el polvo de ladrillo, era difícil imaginar un futuro de Alexander alejado del tenis.

Con tan solo 15 años consiguió el primero de muchos torneos juveniles; en el ranking juvenil alcanzó el segundo puesto. Más tarde dio sus primeros pasos en el mundo del profesionalismo y comenzó a dejar marcas de su notable habilidad con la raqueta. En el año 2014 Zverev se coronó campeón del challenger de Braunschweig.

Al año siguiente el alemán disputó el ATP Challenger Series en su país natal, y se quedó con el título luego de vencer al argentino Guido Pella en la final. Esta consagración lo ubicó en el top 100 del ranking ATP, y se adueñó del puesto N° 85 del mundo. Luego de escalar varias posiciones, en el año 2016 se convirtió en el jugador más joven en alcanzar el top 20 del ranking con tan solo 19 años. Este récord lo consiguió después del Másters de Shanghai, donde alcanzó llegar a la tercera etapa, cuando cayó con el francés Jo-Wilfried Tsonga.

Su racha positiva no paró y en el 2017 obtuvo su mejor marca en el ranking cuando trepó al tercer puesto del mundo. Este hecho se pudo dar porque ganó dos Masters 1000 (en Roma a Novak Djokovic, y en Canadá a Rafael Nadal). Un año más tarde consiguió ganar el ATP World Tour Finals y el tercer Masters 1000 de su carrera.

Si bien parecía que nada podía detener el talento de Alexander, durante este año se pudo observar una clara decaída en su efectividad. «Siempre soy honesto con ustedes, los periodistas. Últimamente muchas cosas me han sucedido. Mi papá no puede estar conmigo por primera vez (por razones de salud), y la relación con mi novia ha terminado. Tales cosas me pertenecen. Otros jugadores no hablarían de eso. Siempre tomo esas cosas en serio, pero todo se está calmando ahora. Estoy feliz con mi vida y en la cancha de tenis. Estoy en un agujero y tengo que salir”, se sinceró el tenista. Problemas personales afectaron su rendimiento y ponen el peligro su permanencia en el top 3 mundial. Habrá que esperar que supere esta situación para volver a presenciar al Alexander Zverev que todos conocemos, “el presente y futuro del tenis”, como supo describirlo una vez Rafael Nadal.

Por: Federico Caiña
Edicion: Joaquin Galocha

Fin de un largo y traumático sueño: «El Chino» Maidana tiró la toalla

El día miércoles 24 de abril de 2019 será, sin dudas, un día para recordar en el boxeo argentino, ya que Marcos “El Chino” Maidana anunció su retiro del boxeo profesional. El santafesino que ha sido campeón súper ligero y welter de la AMB estaba en Las Vegas preparándose para una serie de combates que tenía pactado para final de año. Para ello estuvo haciendo dieta estricta y entrenando muy duro, con lo que llegó a bajar 20 kilos en 2 meses. Toda esta situación, lo reflejó en sus redes sociales.

Sin embargo, en su arribo al país, “El Chino” dijo que tuvo inconvenientes con la empresa con la cual firmó el contrato y que esos detalles hicieron que su decisión de no volver más al ring profesionalmente sea definitiva. Expresó que perdió toda la motivación y, por ello, volvió y le pidió perdón a toda la gente que aguardaba su vuelta al cuadrilátero.

El santafesino arrancó su carrera boxística a los 15 años, cuando fue armado un gimnasio en su pueblo. Después de consagrarse como campeón argentino amateur, fue convocado a la selección argentina. Más adelante, intentó clasificarse para los Juegos Olímpicos del 2004 y no lo logró, pero, tiempo después, consiguió pasar a ser profesional, dejando atrás un historial de 84-0-4 en el amateurismo. Profesionalmente, “El Chino” tuvo una marca de 35(31 KO)-0-5 (ninguna por KO). Su última victoria fue el 14 de diciembre de 2013, ante Adrien Broner, en San Antonio, Texas.

Pero a Marcos todavía le queda una pelea: con su empresa, “Chino Maidana Promotions”, está armando una exhibición con Jorge “Acero” Cali, similar a lo que hicieron Floyd Mayweather y Connor Mc Gregor. Este desafío será lo que buscará hacer el oriundo de Margarita, luego de colgar los  guantes.

Adriel Sanchez, 2ºB, Turno Tarde.

En Santiago del Estero, Richeze logró la clasificación para el Tour de Francia

En Termas de Río Hondo se disputó la edición 108° del Campeonato Argentino de ruta de ciclismo. Maximiliano Richeze se consagró con un tiempo de 4 horas 23 minutos y 30 segundos en los 198 kilómetros, tras sacarle ventaja al pelotón que lo seguía en el sprint final. Cerrando un año para el recuerdo personal (ganó uno de los pocos títulos que le faltaba a su trayectoria profesional), ya que la victoria lograda en el norte de la Argentina por el nacido en Bella Vista y representante del equipo belga Deceunink Quick Steep, lo clasificó para el Tour de Francia, en el que vestirá el maillot amarillo. Los sanjuaninos Nicolás Naranjo y Héctor Willy Lucero lo acompañaron en el podio, en el segundo y tercer lugar.

Por otra parte, el representante de San Luis, Nehuen Bazán, se llevó el título en la categoría Sub-23 con un tiempo de 3horas 1 minuto y 20 segundos, tras recorrer 132 kilómetros. En el principio de la carrera, el ciclista puntano no se encontraba en los primeros puestos, pero supo aguantar más de medio trayecto para alcanzar al pelotón principal y luego salir disparado en los últimos kilómetros de la carrera junto a Plomer, ciclista de la delegación cordobesa. En el mano a mano final, Bazán se adelantó a Plomer, a menos de un kilómetro, y llegó solitario a la meta. Plomer finalizó en el segundo puesto y Tomás Conte completó el podio.

El recorrido para Nehuen Bazán no termina aún. Con el apoyo provincial de San Luis, viajará a Bélgica por el Programa Deportes, con el fin de ver crecer sus habilidades deportivas. Anteriormente había sido contratado por el Team Start Gusto, de Bélgica.

¿Por qué se celebra el Día del Animal?

En Argentina, el 29 de abril se señala como el Día del Animal. Más allá de ser parte fundamental de la naturaleza a nivel global, ¿por qué se les dedica una fecha a estas criaturas?

El título con el que se conmemora es más «marketinero» que otra cosa. Porque en sí, a quien se le rinde homenaje es a Ignacio Lucas de Albarracín, primer secretario y presidente de la Sociedad Argentina Protectora de Animales. Además, impulsó la Ley Nacional de Protección de Animales (N° 2.786) que se promulgó el 25 de julio de 1891.

Vale aclarar que, mundialmente, se reconoce al Día del Animal el 4 de octubre en reconocimiento a San Francisco de Asís, santo católico que dedicó su vida a servir tanto a los humanos como a los animales. Pero la influencia de Albarracín fue tan fuerte en nuestro país que merecía un reconocimiento.

Diego Martín López

Figuritas contra la crisis

El Don Orione Viejo, club de barrio situado en Claypole (partido de Almirante Brown), que sufre la crítica situación del país como la mayoría, armó un álbum con 192 figuritas (60 son del equipo masculino de fútbol 5, 50 son del equipo femenino, 70 son del fútbol 11 que compite en AFA y las restantes son de los distintos momentos y logros del club) para juntar fondos y solventar los gastos que realiza frecuentemente. La colección cuesta $120 y cada paquete sale $15. Los tres primeros que lo llenen ganarán una camiseta del club, canilleras y una gorra.
El año pasado la institución quedó en ruinas y abandonada (el vestuario sigue estando en deplorables condiciones y es uno de los mayores problemas actualmente). Gracias a su presidente Sergio Valenzuela y muchas personas del barrio que colaboraron a volver a ponerla de pie, decidieron reestructurar la función social (sacar a la gente de la dura situación de la calle y llevarlos a hacer ejercicio) y resurgir la competencia. Comenzaron en la liga infantil masculina con 10 victorias en 11 partidos disputados, donde se consagraron campeones, y luego sumaron el fútbol femenino.
Con la ayuda económica de un vecino de La Matanza, el club participa de la Liga Zarateña de Fútbol, liga regional afiliada reconocida por la AFA. El campeón de este torneo obtendrá un cupo para disputar un playoff por un pase al Torneo Regional Federal Amateur (ex Federal B).

Otro hombre ofreció a promocionar el trabajo que estaban haciendo. Ante esto, surgió la idea de armar un álbum de figuritas para alejar a los chicos de la tecnología y que retomen ese sentimiento de coleccionar figuritas. Doce comercios de la zona pusieron dinero para que el proyecto se pueda llevar a cabo a cambio de publicidad.
Hace seis meses el barrio salió sorteado para ser urbanizado. Debido a esto, el club se tuvo que mudar a un predio alquilado y están a la espera de tener un lugar propio.

Hace 3 días, el club anunció que se hicieron los primeros carnets de socios oficiales. Más de 80 personas se asociaron, quienes pagarán la cuota mensual de $90.

Matías Julián Pereira 2ºA

Amor eterno

Recientemente, el fútbol argentino vivió la consagración de un nuevo campeón, el Racing Club de Avellaneda, y muchos de sus hinchas más populares lo festejaron como cada vez que el club de sus amores logra obtener algún título.

Claro está que si hablamos de hinchas famosos de Racing, el primer nombre que se le viene a la mente a cualquier persona es el de Guillermo Francella (64), actor y humorista que en varias oportunidades a lo largo de su carrera actoral supo interpretar varios personajes dejando bien en claro que entre todos ellos había un denominador en común: la pasión por la Academia.

Y así fue que el actor habló en el programa “La fecha TNT” que conduce Pablo Giralt los domingos a la medianoche y dejó varias respuestas interesantes acerca del nuevo título que consiguió el conjunto dirigido por  Eduardo Coudet.

“Feliz, contento y desbordado. Tenía muchas ganas de festejar esto de esta manera, así que estoy enloquecido. Me pareció muy merecido por la campaña de Racing, todo lo que ha vivido durante el campeonato, líder durante muchas fechas, un plantel exquisito, solidario, generoso, un técnico muy valioso, todo cerró para este episodio final  que llegó de este modo, así que más que feliz”, fueron las palabras que utilizó para describir las primeras sensaciones que tenía al realizar un balance general de la campaña que coronó a la Academia como campeón de la Superliga Argentina de Fútbol 2018/2019.

Luego fue el propio Giralt quien en modo de humor le consultó al actor acerca de los minutos finales en los cuales cualquier cosa podía llegar a suceder, sosteniéndole que lo imaginaba con una cámara oculta y catalogando ese momento como un episodio de cincuenta puntos de rating, a lo que el comediante correspondiendo el sentido humorístico producto de su alegría por el campeonato le respondió: “te imaginas que con Racing ya he vivido experiencias de sufrimientos, así que esta vez pensé que sea lo que Dios quiera. Al momento del gol de Unión sentí mucha alegría porque significaba que aun perdiendo igualmente salíamos campeones. Después de un tiempo escucho que terminó el partido de Unión. En ese momento me arrodillé, miré al cielo y agradecí a Dios. Me emocioné y lloré de verdad. Pero luego vi que el cronómetro seguía y el partido no había terminado, y entonces era como que no entendía lo que sucedía. Después agregaron seis minutos en cada partido, seguido a eso lo empata Defensa y Justicia, y al mismo tiempo veía el banco de suplentes de Racing festejando y me preguntaba si había terminado o no, pero bueno, una pesadilla viví”.

El diálogo continuó de manera amistosa y distendida, y Francella fue consultado por un miembro del panel de periodistas acerca de si este equipo que acaba de consagrarse campeón es el Racing que más le ha gustado, a lo que no dudó y respondió: “todos me han gustado, el de Cocca, el de Mostaza, el de Basile. Pero en este momento siento que es un club en el que gracias a la conducción de Víctor Blanco, se está generando algo distinto que durante décadas no sucedía, que es mantener un orden. Las clasificaciones a las Copas Libertadores y Sudamericana, llegar a la final de la Copa Argentina, la obtención de dos títulos locales, son cosas que hace mucho no nos pasaban. Creo que mi hijo vio a Racing campeón casi la misma cantidad de veces que yo en toda mi vida, porque del 66 no lo vi hasta el 2001, o sea 35 años sin verlo campeón. Y Nicolás (su hijo) lo vio en 2001, 2014 y ahora en 2019. Yo le gané por uno. Hoy veo que hay un club muy bien ordenado y dirigido, muy bien económicamente, muchos futbolistas quieren venir a jugar a Racing y estoy orgulloso de todo esto que está ocurriendo”

“Por sobre todas las cosas por la existencia de un plantel ordenado, bien conducido por el Chacho, un grupo muy unido por lo que tengo entendido y un emblema como Lisandro López que verdaderamente te emociona. Soy feliz por ver a Racing campeón, pero también soy muy feliz por ver a Licha campeón. Era una asignatura pendiente de él, era un deseo. Yo estoy muy cerca de Racing y se todo lo que ha pasado y pasa dentro del club, es por eso que vivo este presente con enorme felicidad”, es lo que respondió cuando le preguntaron acerca de cuáles cree, a su criterio, que fueron las principales claves que llevaron al conjunto de Avellaneda a conseguir el éxito coronándose campeones en el fútbol argentino.

Seguido de esta última respuesta, el humorista que logró meterse en el corazón de todos los argentinos haciendo reír a grandes y chicos, cerró la nota dando una mirada a futuro, metiéndole presión a la dirigencia para que le renueven el contrato a Coudet y que se pueda continuar con la misma idea y estilo de juego que el entrenador propuso a lo largo del torneo y que maravilló a todos los amantes del buen fútbol.

 

Por Matías Fernández Vera 2A TM.

Agustín Gauto: “Quiero quedar marcado en la historia del boxeo argentino y mundial”

Agustín Mauro “El Avión” Gauto llevó a cabo la primera defensa por el título mundial juvenil mini mosca de la FIB contra el salteño Mauro Nicolás “El Sapito” Liendro, el sábado por la noche, en el micro estadio de Lanús. El bonaerense se llevó el combate por nocaut técnico en el sexto round y acumula un historial de 12 victorias (8 KO), sin empates ni derrotas. “Me sentí muy cómodo en la pelea, la disfruté mucho. Traté de tomarla como una más, pero teniendo en mente que tenía que defender mi título como sea”, expresó.

Este es su segundo combate en el año, pero el primero en la Argentina, ya que antes había disputado el cinturón que posee contra Jesús Cervantes Villanueva. Esta pelea, en la cual noqueó a su oponente en el primer asalto con un cross zurdo increíble, fue la que lo empezó a poner en el radar de la gente que no sigue tanto el boxeo. “El Avión” contó cómo vivió esos días: “Lo tomo con tranquilidad, pero también con alegría, porque se está hablando de mí y cada vez me voy haciendo más conocido. Me pone contento que se vean los frutos de todo el esfuerzo que hacemos, mi equipo y yo”.

El nocaut del «Avión» que se hizo viral hace un par de semanas.

Gauto, con tan solo 21 años, es uno de los nombres fuertes del boxeo argentino: Como amateur, disputó 64 peleas y perdió 7; como profesional, está invicto; y tiene en su poder 3 títulos (sudamericano peso mosca, título latino peso mini mosca de la OMB y título mundial juvenil peso mini mosca de la FIB). Muchos lo señalan como la futura estrella del pugilismo nacional, pero él no se fija mucho en eso: “Cuando me llaman así, trato de no darle importancia porque, para mí, hay más boxeadores que van muy bien. Siento que todavía no tuve combates muy duros o con rivales del mejor nivel. También entiendo que soy chico y que tengo pocas peleas de apoyo. Sin apuro, voy a ir peleando con los mejores”.

El oriundo de Lanús se metió en el boxeo a los 14 años. Jugaba al fútbol en Talleres de Remedios de Escalada, pero un día, viendo fotos de su papá boxeando, le dijo que quería dejar de jugar a la pelota y empezar a pelear. Su padre fue un pugilista que no llegó a competir profesionalmente y había perdido la pasión por el boxeo, pero cuando su hijo le expresó su deseo de pelear, no dudó un segundo en ser su entrenador. Su mundo está conformado por Enrique Rullet, Héctor Bonancea (dirección técnica) y Rodrigo Gómez (quien se encarga de los sponsors).

Agustín, cada vez que entra al ring y termina la contienda, lo hace con un «piluso» y una remera de Huracán. Al ser hincha del Globo, uno de sus referentes es Oscar Bonavena, a tal punto que su perro se llama “Ringo”. “Me gusta y miraba mucho a Roy Jones, Jr o Ray ‘Sugar’ Leonard”, agregó. Para cerrar, “El Avión” -así lo apodó un ex compañero del gimnasio que, luego de no pelear por un largo tiempo, cuando se volvieron a enfrentar, lo vio “rápido como un avión”-, se refirió a sus metas: “Mi sueño, aparte de ser campeón mundial, es quedar marcado en la historia del boxeo argentino y mundial”.

Joaquín Ginesta Spinelli, 2º B, Turno Tarde.