Copa Panamericana de vóley: Argentina gritó campeón en Veracruz

 La selección argentina de voley se consagró campeona de la Copa Panamericana de Mayores tras vencer en un ajustado 3 – 2 (25 – 27, 25 – 17, 25 – 22, 25 – 27, 15 – 10) a Brasil.  El torneo disputado en Veracruz, México, entregaba plazas para los Juegos Panamericanos de Lima 2019. En el equipo ideal del torneo figuraron dos argentinos, el atacante Ezequiel Palacios quién marcó 21 puntos en la noche y además fue elegido MVP del torneo y Matías Sánchez, que resultó distinguido como el mejor armador del campeonato.

Argentina viajó a las tierras mayas con el objetivo de conseguir una plaza para los Juegos Panamericanos del 2019 que se realizarán en Lima, sin embargo no solo consiguió un pasaje para Perú, sino que logró lo sucedido el año pasado, salió campeona invicta.

Durante los cinco sets el partido fue cabeza a cabeza. En el primero, Brasil logró una leve ventaja en el resultado parcial hasta que llegó la rotación del equipo argentino. Allí comenzó a destacarse el formoseño Palacios, pero a pesar de su brillante actuación, el primer parcial se lo llevó Brasil por 27-25.

En el segundo set, con otra buena actuación de Palacios, esta vez desde los saques, Argentina logró irse al descanso 12 – 6 y mantuvo la diferencia hasta el cierre del parcial que finalizaría 25-17 para los argentinos.

Un set por lado y en el tercero, Argentina nuevamente tomó el control del marcador y tras una destacada participación del armador argentino, los dirigidos por Alejandro Grossi sentenciaron el 25 – 22 que significó el liderazgo en el partido.

En el cuarto capítulo la celeste y blanca dominó velozmente el marcador, sin embargo, Brasil supo recuperar terreno y logró dar vuelta el parcial 10 – 8, donde se destacó el atacante Honorato. El ajustado resultado se mantuvo hasta el tie break donde los brasileros ganaron  27 – 25  y  lograron llevar la final a un quinto set.

Ya en el último set de la noche, Argentina se puso rápidamente 5 – 1. Palacios nuevamente brilló para que la Selección cierre el último parcial 15 – 10 y así logró consagrarse campeona.

Gastón Fernández, quién ha vuelto a ser convocado a la Selección luego de que hace dos años se lo sancionara por doping positivo involuntario tras haber ingerido comida contaminada, habló luego se la hazaña conseguido en Veracruz. “Fue un plantel que cambió mucho durante el año y viajamos a México con un equipo con bastante diferencia de edad: los jugadores con experiencia como “Pala” (Palacios) o Nico Bruno; otros juveniles como Palonsky y Zerba; y nosotros, la camada de la Sub-23” sostuvo y agregó: “A pesar de la diferencia de edad el grupo fue excelente, compartimos todo entre todos, no hubo diferencias realmente”.

El campeón del mundo Sub-23, afirmó que se consolidaron más a medida que transcurría el torneo y que en el equipo no se destacaban tantas individualidades sino el trabajo en equipo.

Luego de unos días de descanso, los jugadores retomarán las actividades con sus respectivos equipos, en tanto que para la celeste y blanca comenzarán amistosos y la preparación para Lima 2019.

Autor:  Franco Díaz, segundo B, turno mañana.