Una boda fuera de lo real

El príncipe Harry y la actriz Meghan Markle se casaron en Inglaterra, en un acontecimiento que medio mundo siguió por televisión

El príncipe Harry y la actriz Meghan Markle se casaron el día sábado en la Capilla de San Jorge del Castillo de Windsor. El acontecimiento, que forma parte de la cultura británica, fue transmitido para más de medio planeta y solamente en aquel país obtuvo 18.000.000 de espectadores.

Luego de la boda los recién casados hicieron un recorrido por lugares destacados de Windsor, como Castle Hill, High Street, Sheet Street, Kings Road, Albert Road, Long Walk para terminar nuevamente en el castillo.

Luego de esto se dio comienzo a la parte privada de la boda donde se celebró con un almuerzo en el castillo para unas 600 personas, ofrecido de parte de la abuela del novio. Llegada la noche se desarrolló una fiesta organizada por Carlos de Inglaterra en la mansión Frogmore, construida en el siglo XVII.

Federico Lescano