Sigue el debate por el proyecto UniCABA

El proyecto que plantea la unificación de todos los institutos de formación docente en una sola universidad sigue generando polémica ya que provocaría el cierre de 29 terciarios de la Ciudad de Buenos Aires

Los días corren y cada vez se escucha más la disconformidad de toda la comunidad educativa de los institutos de formación docente, frente al proyecto “UniCABA”, el cual provocaría el cierre de 29 institutos terciarios públicos en la Ciudad de Buenos Aires.

El proyecto fue presentado en noviembre de 2017 en la  legislatura porteña, basado en uno ya hecho de forma inconsulta por parte de la Subsecretaría de Planeamiento. Docentes y alumnos de los institutos expresan su repudio por los medios públicos y redes sociales, y se sienten amenazados ya que consideran que  el Gobierno está atacando la educación pública. Ellos organizan cortes, paros y movilizaciones al Ministerio de Educación de la Nación esperando al menos poder acceder al dialogo de parte de las autoridades. Consideran que el macrismo quiere ir acabando de a poco con la educación pública y así poder manejar los distintos sectores.

23.000 estudiantes y 1200 docentes se ven afectados por una medida que de repente y sin previo aviso les cambia el rumbo de su carrera  y trabajo. Quién hubiera pensado, empezar una carrera y que a mitad de la misma se cambie toda la organización, sede, recursos, etc. Diariamente los centros de estudiantes, sindicatos, profesores y alumnos se juntan para preparar lo que llevarán a las asambleas convocadas para defender y exponer sus argumentos y opiniones.

La pregunta principal que se hace la comunidad educativa es: ¿por qué no se consultó? ¿Por qué se hizo a las espaldas de todos y de repente se les ocurre aparecer con la idea del cierre de los 29 institutos?

Tan solo 15 artículos son los que forman este proyecto plagado de críticas, en los cuales los docentes y alumnos no encuentran tranquilidad con lo que ven que les depara para el futuro. Partiendo de la base que consideran que ya se empezó mal al no sentirse incluidos en la opinión de que si esto les parecía bien o mal, se despliegan distintos puntos en los cuales manifiestan que se verían damnificados.

Empezando por la reducción de los puestos de trabajo. Mas allá de que el artículo N° 11 señale: Establézcase como garantía laboral, en relación a la transferencia del personal docente y no docente referida en el artículo 6° de la presente ley, que gozarán de estabilidad laboral, conservando salario y antigüedad.”  Insisten en que se perderían de todas formas puestos laborales ya que al ser una sola universidad no cabria el espacio para tanto personal teniendo en cuenta el número total  que debe tener los  29 institutos juntos. Además teniendo en cuenta la reducción que implica este nuevo cambio, consideran que es innegable la pérdida de cientos o miles de puestos de trabajo.

Otra disconformidad es la centralización y distribución geográfica, recordando que al estar todo unificado no contaría con varias sedes en distintos barrios, sino que con una sola que por ahora se especula que podría llegar a estar ubicada en villa del parque,  y teniendo en cuenta que no solo asisten alumnos, docentes y personal no docente de distintas partes de la provincia de Buenos Aires. Esto provocaría que decenas o miles de personas que asisten diariamente tengan que viajar largas distancias para poder asistir. También correría riesgo la amplitud en la oferta de horarios en todas las carreras y materias poniendo en riesgo la posibilidad de continuidad en la cursada de los alumnos. Además de que también rechacen este cambio al verse afectada la autonomía de los institutos ya que las autoridades no serían elegidas dentro de los mismos, sino que el poder ejecutivo de la ciudad sería el encargado de tomar la decisión.

Javier Salteño