Quema de basura: se aprobó la ley

A pesar de las manifestaciones dentro y fuera de la legislatura, se habilita instalar las plantas para la calcinación para transformar la basura en energía; ¿dónde se ubicaran las plantas?

Greenpeace denunció una vez más que el plan de gestión de residuos del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires generará más contaminación y enfermedades en el conurbano bonaerense. Buenos Aires, 14 de octubre de 2008. Greenpeace exigió hoy en la Legislatura porteña la inclusión de los criterios de la Ley Basura Cero en el pliego para la contratación de las empresas recolectoras de residuos de la Ciudad de Buenos Aires. Hoy comienza el tratamiento en comisiones del proyecto enviado por el Poder Ejecutivo en la Legislatura de la Ciudad. A través de una protesta frente a la Legislatura la organización ambientalista representó cómo el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires “tapa” de basura a los municipios del Conurbano.

El jueves 3 de mayo se aprobó el proyecto que habilita la incineración de basura para transformarla en energía. Sin abstenciones, la ley se sancionó con 36 votos a favor y 22 en contra. El proyecto aprobado propone modificar la ley de basura cero que prohíbe quemar residuos, que rige desde el año 2005. Se aclaró que solo se incinerarán residuos que previamente no hayan podido ser reutilizados.

Desde temprano hubo protestas de recuperadores urbanos y, una vez votada la ley, militantes de Greenpeace entonaron la marcha fúnebre y el himno nacional. Ambientalistas dicen que afectará a la salud y el medio ambiente, sobre todo de las zonas aledañas a las plantas. Aun no se estableció nada sobre su ubicación, pero fuentes de comisión del Ambiente adelantaron que podrían instalarse en la provincia de Buenos Aires, quedando abierta la posibilidad de abrir otra en Ciudad.

Luca Agnoletti