Marvel vs. DC: una competencia de película

Las compañías de cómics no sólo luchan entre sí en el mercado gráfico, sino también en la industria del cine. Los detalles de un enfrentamiento que despierta pasiones.

Nadie duda de que en los cómics hay batallas épicas y para recordar. Combates entre héroes y villanos, o incluso entre los mismos héroes. Las vueltas de las historias nunca dejan de sorprender a los lectores con el pasar de los años, pero hoy en día suman a ello una faceta más: las adaptaciones cinematográficas.

Tanto en las historietas como en las películas, las dos grandes compañías que se disputan el primer lugar de las ventas son DC y Marvel. En la primera, los caballitos de batalla son Batman y Superman; en la segunda, los personajes que generan éxito son muchos más, un factor clave por el cual hoy Marvel lleva la delantera.

La primera película estrenada por Marvel con producción propia fue Iron Man, en 2008. A partir de allí, la editorial neoyorquina emprendió un camino planeado en el cual estrenó películas por fases. Con esto logró que las historias individuales de todos sus superhéroes confluyeran en un punto en el cual muchos de ellos se reunirían en Los Vengadores, un grupo de personajes también presente en los cómics.

La agrupación de esas diferentes etapas conformó lo que hoy se conoce como Universo cinematográfico de Marvel o MCU (Marvel Cinematic Universe, en inglés). Al día de la fecha, tras 19 películas estrenadas, Marvel está finalizando su tercera fase y ya tiene todo encaminado para comenzar la cuarta.

¿Cómo puede ser que tengan tanta tela para cortar? Una de las claves del éxito de Marvel es la gran cantidad de personajes que llevó a la pantalla grande. Esto incluye desde lo más conocidos para el público en general (como Spiderman, Iron Man, el Capitán América, o Hulk) hasta los menos conocidos (como Antman, Doctor Strange o Black Panther, por nombrar algunos).

En la vereda opuesta se encuentra DC. Si bien la editorial californiana ha alcanzado récords impresionantes con la trilogía del Batman interpretado por Christian Bale, lejos está de tener una maquinaria comercial tan aceitada como la tiene Marvel. Porque a pesar del éxito del murciélago, ha obtenido varios fracasos como Superman Returns (2006) y Green Lantern (2011).

Recién en 2013, con la aparición de Superman en Man of Steel, DC inició un camino similar al trazado por Marvel y dio vida a su universo extendido, también denominado DCEU (DC Extended Universe, en inglés). La idea es la misma que la de su oponente: cruzar a todos sus héroes en la famosa Liga de la Justicia, algo que sucedió el año pasado. Allí, Batman, Superman, la Mujer Maravilla, Aquaman, Cyborg y Flash se unieron para dar batalla en la taquilla.

Pero, de todas formas, DC tiene dos problemas que le impiden obtener una popularidad similar a la de Marvel y sus cintas: la falta de personajes y el matiz oscuro de sus historias. Con respecto a lo primero, la problemática es notoria porque más allá de la gran atracción que de por sí generan Batman, Superman y la Mujer Maravilla, no hay héroes que sean tan llamativos para el público en general. Como ejemplo, el próximo estreno será el de Aquaman, un personaje que nunca ha tenido un film propio y cuyo actor, Jason Momoa, poco se parece al héroe de los comics. El siguiente será Shazam, un héroe conocido por los seguidores de DC pero no así por los espectadores ocasionales.

En cuanto a lo oscuras que son las películas, podría pensarse que es un tema menor. Pero no lo es. Justamente uno de los pilares del éxito de Marvel es que sus historias son aptas para todo público, lo cual hace que tanto chicos como grandes asistan a las salas.Si bien los fanáticos de DC son acérrimos defensores de la oscuridad de los guiones, deberán acostumbrarse a un cambio de estilo que ya se pudo percibir en la Justice League. Allí, las risas estuvieron presentes en varias escenas.

Se verá si la tendencia en las taquillas se invierte en el futuro. Mientras tanto, ninguno de los dos gigantes de los cómics duerme en los laureles y ya tienen diagramados estrenos de aquí a varios años. Los seguidores de ambas editoriales no tienen de qué preocuparse, porque más allá de las críticas, hay entretenimiento para rato.

Imagen destacada: (www.quirkybyte.com)

Martín Bugliavaz (2ºB TN)