Grupo F: La gloria y sus protagonistas

La Selección de Corea del Sur está clasificada por novena vez consecutiva al mundial de Rusia 2018. Siendo la selección más poderosa del continente asiático, buscará en este certamen conseguir, por lo menos, el pase a octavos. Lejos quedó su mejor participación en los mundiales, cuando en aquel Corea-Japón 2002, llegaron a disputar el partido por el tercer puesto con Turquía. Antes de eso, tuvieron que enfrentarse con Polonia, Estados Unidos y Portugal en el grupo. Luego por los octavos contra Italia y en cuartos, contra España (penales). Ya en las semifinales, su rival fue Alemania, quien le puso fin a su sueño mundialista. Su jugador más representativo y que más colaboró en este Mundial tan exitoso fue Hong Myung-bo. Este gran defensor central, defendió la camiseta de su selección en 135 oportunidades y marcando goles decisivos para que el equipo avance. En el 2002, anotó 7 goles y recibió el balón de bronce. El capitán registró una marca de 16 goles en 4 mundiales jugados; siendo el máximo goleador en los mundiales con su team nacional. 

México del 70, fue una de las mejores participaciones de la Selección mexicana junto con el Mundial de 1986, donde en ambas fue anfitriona.
En la Copa del Mundo de 1970, México se encontraba en el grupo 1 junto con Unión Soviética, Bélgica y El salvador. La Selección “tricolor” en la fase de grupos ganó dos partidos y empató uno, clasificó en segundo lugar juntos con Unión Soviética, ambos con cinco puntos. Se enfrentó a la Selección Italiana el 14 de julio, donde perdió 4 a 1. Hasta ahí llegó el sueño de los mexicanos con ganar la Copa del Mundo.
México considera que tiene varios jugadores históricos pero sin duda a la hora de decidirse por el mejor, la mayoría dice el nombre de Rafael Márquez. Debutó con la Selección con tan solo 17 años y se apoderó de dos copas de oro. El mejor central que pudo haber tenido los mexicanos.

El mejor Mundial de los suecos se situó en 1958 donde fue anfitriona. Se encontraban en el grupo 3, que estaban conformados por Gales, Hungría y México. De los tres partidos que disputó “el equipo maravilla” ganó dos y empató uno. La primera fecha jugó contra México donde consiguió la victoria por 3-0, en la segunda se enfrentó a Hungría y se impuso con 2-1, la última fecha la disputó contra Gales donde salieron 0-0 y así se clasificó a cuartos de final junto con Gales. En la siguiente fase la Selección sueca jugó contra Unión Soviética, donde ganó por 2-0. Disputaron la Semifinal contra Alemania Federal, el partido salió 3-1 a favor de la Selección Sueca. Suecia llegó a la final con Brasil, ambos deseaban la Copa del Mundo, sin embargo uno solo la ganaría, lamentablemente la Selección sueca perdió contra los brasileros por 5-2, saliendo subcampeona del Mundial del 58. Zlatan Ibrahimovic es el máximo ídolo de la selección sueca. Jugó 116 partidos con la camiseta de su país y marcó 62 goles. Participó en el Mundial de 2002 y 2006, donde en ambas su equipo llegó a octavos de final. Aunque es un jugador muy importante para su Selección, no estará presente en la edición del Mundial 2018 en Rusia, debido a que el actual técnico, Janne Andersson, no lo quiere en su equipo.

La Selección alemana de fútbol es una de las más ganadoras en la historia con cuatro mundiales  y tres Eurocopas ganadas. El conjunto europeo logró consagrarse campeón Mundial en el 1954, 1974, 1990 y 2014. Tal vez el campeonato menos recordado es el de Suiza 1954. El primer partido de grupo lograría ganarle por 4–1 a Turquía, mientras que el segundo partido perdería 8-3 contra la poderosa Hungría. Este resultado obligaría al equipo dirigido por Sepp Herberger tenga que jugar un desempate contra Turquía al que lograría ganarle por un 7-2. En cuartos le ganaría 2-0 a Yugoslavia, para así avanzar a semifinales y ganarle 6-1 a Austria. La final sería contra el mejor seleccionado del mundo en ese momento, aquel que le ganó 8-3 en la fase de grupos y que no perdía hace 33 partidos. Alemania Federal se consagró campeón del Mundo por primera vez en su historia, y a esta gran hazaña futbolística se la hace llamar “El milagro de Berna”. El mejor jugador de la historia de la Selección Alemana es Franz Beckenbauer quien salió campeón del mundo en Alemania 1974 y de la Eurocopa de Bélgica en 1972. Es uno de los pocos defensores ganadores del balón de oro, lo obtuvo en 1972 y 1976. Convirtió 14 goles en 103 presentaciones con la Selección mayor.  El “Kaiser” es muy querido por la afición alemana debido a que también logró salir campeón Mundial en Italia 1990, pero esta vez como entrenador de la Selección.

Florencia Patiño

Gabriel Piantanida

Francisco Ortiz