Grupo B: El gran momento de Portugal

Portugal quiere ser protagonista en Rusia 2018, el seleccionado europeo sabe que este no es un  mundial mas. Luego de ganar la Eurocopa de Francia en 2016 y llegar a las semis de la Copa Confederaciones el año pasado (lo eliminó Chile por penales), el equipo que dirige Fernando Santos busca mantener el nivel conseguido y mejorarlo para pelear por la copa del mundo que se disputara este año.

Llego al mundial ganando el Grupo 2, por su mejor diferencia de gol (+28 contra +16) sobre Suiza, al que venció en la ultima fecha y perdió en el debut. Logro 9 victorias consecutivas y recibió solo 4 goles.

Si bien siempre fue una selección que se caracterizo por tener grandes jugadores, nunca pudo lograr un gran funcionamiento y hacer que esas “estrellas” rindan en la selección como lo hacían en sus equipos. Entendiendo esto, el técnico portugués, logro formar un equipo acorde con lo que tiene. Portugal forma con un 4-4-2 bien definido, no presiona arriba y retrasa sus líneas buscando que aparezcan espacios. Busca contraataques rápidos y ataques por las bandas. En ofensiva, el equipo esta preparado para su gran figura, Cristiano Ronaldo. A quien suelen buscar en cada terminación de jugada.

Sin embargo, Portugal no es solo Cristiano, en los últimos años han conseguido una defensa sólida que se apoya en su arquero Rui Patricio y en sus marcadores centrales, William Carvalho y Pepe. Le han convertido solo 4 goles en la fase clasificatoria, siendo la base del equipo europeo.

En el medio, los roles están muy marcados, Moutinho es el cerebro del equipo y el que maneja los tiempos del ataque. Mientras que por las bandas, Bernardo Silva, Joao Mario o Guedes, buscan permanentemente el desequilibrio y la velocidad para llegar rápidamente al arco rival.

En la delantera, Cristiano Ronaldo hace una gran sociedad juntos con André Silva o Quaresma. Suelen replegarse en defensa y salir de contra explotando los espacios que deje el rival, la transición de defensa-ataque, es la mejor cualidad de esta selección.

La forma de ataque que mas repite y mas resultado le ha dado, es la finalización de jugadas con centros, siempre buscando a Ronaldo o sorprendiendo con algún volante que llega al área rival. Más de la mitad de los goles convertidos en las eliminatorias fueron por esa vía. Está es sin duda, su gran arma en ataque.

El equipo aun no tiene los titulares totalmente definidos de cara al mundial, esto se debe a la gran cantidad de variantes de nivel con las que cuenta el entrenador. Jugadores como: André Gomes, Nani, Eder, Renato Sanches y Bruno Alves, son algunos de los que suelen comenzar en el banco siendo un recambio fundamental y de gran calidad para el equipo.

Los puntos más débiles de este conjunto pasan por un juego muy previsible y por la dificultad de asumir el peso del partido.

La primera ocurre porque Portugal tiene una estrategia muy definida y la repite en cada partido, lo cual no genera ninguna sorpresa en el rival, que ya sabe con lo que se va a encontrar.

Mientras que la segunda, ocurre cuando debe asumir el dominio del partido, se suele sentir incomodo cuando tiene que proponer la iniciativa con rivales que lo esperan en su campo.

En cambio, cuando se enfrenta a selecciones mas potentes que salen a buscar el resultado, el equipo se repliega y sabe aprovechar los espacios de contra golpe.

Estos son las cartas de Portugal, quien compartirá el grupo con España, Marruecos e Irán. Buscara ser protagonista del mundial y demostrar que esta a la altura de las grandes potencias.

Tomas Gagliardi – Belen Garay – Sebastian Moses.