Recitales: Un antes y un después

Las coloridas fiestas y shows que brindaban las masas que seguían a su banda favorita, se vieron opacadas por un hecho que tocó profundo en todos y se vieron obligados a cambiar, un poco, la manera de llevar adelante un recital.

Luego del fatídico 30 de diciembre del 2004, donde más de una centena de chicos fallecieron y otros tantos terminaron en urgencias, tras un recital de Callejeros en Cromañon donde el lugar no contó con los requisitos suficientes para llevarlo adelante, el Estado tomó cartas en el asunto y, ahora, los organizadores de eventos, como también los propios músicos, deben seguir diferentes normas para llevarle a su gente esa melodía que endulzan los oídos. No obstante, otro papel importante para estas variantes, nacen de las quejas constantes de los vecinos por los ruidos molestos y vibraciones que sienten en sus hogares que ocasionan, por una parte, deterioro de la propiedad y la imposibilidad del descanso. Tras investigaciones, contaremos en el siguiente podcast, como se manejaba la organización de eventos y que cosas se modificaron para llevar adelante cualquier tipo de recital. Lastimosamente, cientos de personas fueron perjudicadas, por una dinamita que pronto iba a estallar pero nadie se daba cuenta.

Una producción especial de: Berón, Enzo. Boschiero, Noelia. Olguin, Facundo. Somma, Eduardo. Ulloa Castelli, Alejandro