El legado de Casper

Su historia de vida emotiva es todo un símbolo, en un circuito que pide pista para los tenistas jóvenes

Se hace realidad el sueño de Casper Fernández, un joven tenista madrileño de la academia Sánchez–Casal de Miami, que falleció en el mes de julio de 2017 tras una larga enfermedad y cuyo deseo era que otros jóvenes pudieran jugar al tenis como lo hacia él. Así, nació el Casper tour con Feliciano López como embajador del torneo.

El Cásper Tour, un circuito internacional para jóvenes jugadores de 9 a 14 años, impulsado por la Fundación Emilio Sánchez Vicario, y presentado en el Mutua Madrid Open, es un ejemplo para todos.

Cásper creció en la Federación de Tenis de Madrid de la mano del padre de Feliciano López, ahora también director adjunto del Mutua Madrid Open, un vínculo que mantuvo siempre incluso cuando se marchó después a la que sería su segunda casa, la Academia Sánchez Casal, en Florida.

Trasladado a la Academia Sánchez-Casal de Miami, allí se descubrió la raíz de su enfermedad, al realizarse unas pruebas por unas molestias musculares: padecía cáncer. Los tratamientos intentados no surtieron efecto, y falleció en julio de 2017.

Allí, en Florida, en la academia liderada por Emilio Sánchez Vicario, vivía la experiencia americana combinando tenis y estudios, cuando a partir de unas dolencias musculares finalmente se descubrió que sufría esta dura situación. En la batalla contra esa enfermedad, Casper fue un ejemplo de “espíritu de lucha, entrega y superación para todos sus compañeros y amigos”, como ha destacado el Presidente de Honor de la Fundación Emilio Sánchez Vicario.

Además ha anunciado que “el Casper Tour, que reúne a jugadores entre 9 y 14 años, cuenta con un fin solidario unido a la Fundación Emilio Sánchez Vicario, ya que Tenis y Solidaridad se dan la mano para recaudar fondos para la investigación del cáncer infantil además de destinar parte de los mismos para becas deportivas y dar así oportunidades en el tenis y en la vida a jóvenes promesas”.

El Presidente de la Real Federación Española de Tenis, ha mostrado su apoyo a la familia de Casper. «Desde la Federación se dará todo el apoyo para que el legado de Casper tenga la importancia y la continuidad que merece”.

Con este circuito se hace realidad uno de sus sueños: que otros jóvenes pudieran jugar al tenis como lo hacía él. Además, al fin deportivo añade otro solidario. Así lo confirma Feliciano López: «Tenis y Solidaridad se dan la mano para recaudar fondos para la investigación del cáncer infantil, además de destinar parte de los mismos para becas deportivas y dar así oportunidades en el tenis y en la vida a jóvenes promesas».