Los destrozos que trajo un clima embravecido

Tras la inusual y prolongada ola de calor, un "diluvio" complicó a Buenos Aires y el Conurbano

En el barrio de Belgrano cayeron varios árboles sobre los autos estacionados.

Con un otoño más caluroso de lo normal, el Servicio Meteorológico Nacional registró una temperatura mínima de 20° y una máxima de 31°. Este clima provocó que se generen ráfagas de viento, acompañadas de fuertes tormentas y granizo, los cuales dejaron a la vista la caída de carteles de gran peso, árboles, inundaciones, paro en las líneas de subtes y cancelación de vuelos.

En el estadio Malvinas Argentinas, ubicado en Paternal, cayó un rayo en medio de un evento de música electrónica sin provocar una tragedia. Distinto fue en el partido Bonaerense de Tres de Febrero, donde dos personas fallecieron por una puerta de chapa que estaba electrificada.

Matías Sánchez