No pudo rugir, pero exhibió coraje y algunas cuentas pendientes

La derrota de Victoria Bustos dejó una enseñanza para el porvenir: tiene condiciones, pero todavía le cuesta despegar

La santafesina Victoria Bustos (60,870) no pudo retener el campeonato mundial de la FIB, ni alzarse el cetro de la AMB, tras perder por puntos ante la irlandesa Katie Taylor (60,960), el viernes por la noche, en el Barclays Center de Brooklyn (Nueva York).

La Leona disputó sin dudas la pelea más importante de su carrera boxística, salió del plano nacional para medirse contra una boxeadora de gran presente. Aunque Bustos se haya ido con las manos vacías, demostró coraje, un atributo más que respetable ante Taylor, que se caracteriza por ser una boxeadora de mucha potencia y velocidad. La irlandesa fue superior en casi todos los rounds, supo utilizar su velocidad, para en muchas ocasiones, corromper fácilmente la guardia de la argentina.

La pelea fue muy divertida a los ojos del espectador, sobre todo porque las dos intentaron buscar el cruce del principio al final del combate; en dichos intercambios que se daban en distancias cortas salía beneficiada Taylor, ya que con su rapidez logró ser más punzante que la argentina. Hay que destacar el papel digno de la santafesina, que fue constantemente para delante, soportando la potencia que posee Taylor sin quedar en situación de nocaut en toda la pelea. Es más, en el último round, cuando ya estaba todo perdido, la púgil argentina dominó e incomodó en varias ocasiones a la campeona irlandesa.

De las dos, la más experimentada era Bustos, que cargaba con un registro de 18 triunfos (todos por tarjetas) y cinco derrotas (ninguna por nocaut). Mientras que su rival Katie Taylor tiene un 100% de efectividad, ya que disputó 9 peleas lo cual ganó todas (en 4 ocasiones por nocaut).

La flamante campeona irlandesa de la categoría Ligero se destacó en el amateurismo y llegó a ganar la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Hoy por hoy, demuestra que también puede ser una profesional de elite; se encargó de unificar las dos coronas de la categoría Ligero. Sin dudas una boxeadora con mucho futuro.

Foto: irishmirror.ir

Darío Bonnin, Ivan Furman, Germán Roca