Osteopatía: un poco más allá de la medicina tradicional

Un especialista explica y analiza las diferencias que hay entre ser osteópata y ser médico traumatólogo o kinesiólogo

La osteopatía es un posgrado de la kinesiología y cada uno de sus profesionales realiza su propio diagnóstico solamente con el uso de sus manos. Para saber más sobre este método en particular de hacer medicina, Pirámide Invertida dialogó con Federico, de 33 años, quien en 2012 se recibió de kinesiólogo en la UBA y recientemente de osteópata. 

-¿A qué se dedica un osteópata?

-El osteópata no va en contra de la medicina tradicional, sino que va un poquito más allá. Son técnicas manuales de diagnóstico y tratamiento. Pero este diagnóstico te lleva a disfunciones (así se denominan las lesiones en osteopatía), que solo un osteópata conoce, ya que, repito, no es que va en contra de la medicina típica, sino que un médico no compartiría estas disfunciones. Por ejemplo, para el osteópata los huesos del cráneo tienen movimiento, mientras que, para un médico, kinesiólogo o traumatólogo, el cráneo es una bóveda sellada con uniones dentadas que no tienen movimiento. La diferencia radica en eso, el osteópata hace su propio diagnóstico y su propio tratamiento solo con utilizar las manos. El diagnostico se apoya en los estudios complementarios que trae el paciente (resonancia, ecografía, radiografía, etc), pero a la hora del diagnóstico final, este se realiza con las manos, porque una hernia de disco se ve en una resonancia, pero esta hernia es lo que apareció, cuando la causa original puede estar en un problema, por ejemplo, hepático que el hígado tiene poca movilidad porque tiene una unión alterada con el intestino grueso ascendente y solo lo descubre un osteópata con sus manos, por eso una hernia de disco es consecuencia de un problema hepático y cólico ascendente.

-¿Por qué se va a un osteópata y no a un kinesiólogo?

-Como principal objetivo, el osteópata tiene, como todo médico, la recuperación de la salud. Trata cualquier desviación/alteración, lo que vendría a ser una patología o algún síndrome, alguna dolencia, o algo que no sea compatible con la salud. Lo interesante de la osteopatía es que al ver un organismo como un todo, como una forma global, el osteópata no solo ataca al síntoma, sino también la causa de ese síntoma, que no tiene que estar necesariamente donde está el dolor; puede estar a distancia o en cualquier sistema del organismo. La osteopatía corrige las disfunciones de todos los sistemas, no solo del aparato locomotor, sino de sistema digestivo, neurológico, urinario, reproductor, incluso el límbico, que tiene que ver con los sentimientos.

-¿Qué tipos y técnicas de osteopatía hay?

-Esta pregunta es algo compleja, ya que atenta contra lo que pregona la osteopatía que es la globalidad del organismo. Pero las que uno escucha o lee son las técnicas viscerales, estructurales, faciales, técnicas cráneo sacra. Sin embargo, está mal decir que estas son técnicas ya que un osteópata tiene que estar preparado para diagnosticar cualquiera sea la disfunción y de ahí si apelar a una técnica que pueda estar variada en distintos sistemas, no podes dedicarte solo a una cosa.

-¿Cuáles son las diferencias con un kinesiólogo y un fisiatra?

-Acá en Argentina, la osteopatía es un posgrado de la kinesiología. Por otro lado, la fisiatría son los agentes de fisioterapia que son los aparatos que usamos los kinesiólogos, como el magneto, ultrasonido, infrarrojo, onda corta, etc. La kinesiología tiene que ver con la parte de lo que hace el kinesiólogo con los manos o los ejercicios de movimiento que da. Por último, un traumatólogo, es un médico especializado en traumatología, su trabajo es el diagnóstico, hacer una evaluación y en base a esa misma dar un resultado.

Juan Schwartzman