Un club que revivió por el trabajo de sus vecinos

El Club Atlético y Social Bernal Oeste, más conocido como el CASBO, resurge día a día gracias a un grupo de vecinos que decidieron hacerse cargo tras haber estado por una década sin autoridades y a la deriva

Foto: Sergio Gabriel Gonzalez

El club CASBO, de 87 años, volvió a ponerse de pie luego de estar acéfalo y sin papeles por muchos años. Claudia Fernández, Mónica Núñez y Nancy Saadi, vicepresidenta, secretaria de actas y tesorera, respectivamente, nos cuentan la nueva vida de este orgullo de la Ciudad de Bernal.

 -¿Cómo fue el crecimiento del CASBO en estos años?

-MN: Este es el segundo mandato que tenemos acá como Comisión Directiva; antes de eso el club estuvo acéfalo, se hicieron los respectivos trámites correspondientes para estar “legalizados” y en base a eso avanzamos. Tenemos alrededor de 350 socios activos, que no incluyen los chicos, que son alrededor de 300 realizando actividades. Lo que se empezó a hacer en principio fue recuperar espacios que no estaban en condiciones para poder ocuparlos. Tenemos una cancha de padel en el tercer piso, se hizo el armado del techo con lonas, recuperamos los vestuarios, y así en todas las áreas del club, algunas se usan en distintas disciplinas y otras no. Nuestro fuerte es la cancha principal, y como tenemos muchas actividades no tenemos disponibilidad, entonces vamos recuperando espacios para que puedan utilizarlos.

-NS: Estamos también incluyendo mujeres, antes solo teníamos actividades masculinas. Hoy hay distintas disciplinas mixtas, lo que nos lleva a incluir tanto varones como mujeres.

-¿Cómo era el club antes de que volviera a tener Comisión?

-NS: Cuando yo llegue al club, hace 23 años, solo había una actividad que era el fútbol de la Liga FADI, y algo mínimo que era básquet femenino, que luego se terminó disolviendo y después de un incentivo que hubo entre chicos, gente que quiso colaborar, gente que quiere mucho al CASBO, es como que lo volvimos a poner de pie. Siempre a la espera de poder sumar más cosas. A este club le falta una parte de gimnasia, una parte aeróbica, pero eso es para el futuro.

-Con alrededor de 350 socios y casi 300 chicos realizando actividades, ¿el club otorga becas? Y si lo hace, ¿cómo las distribuyen?

-MN: Generalmente eso lo acuerda la Comisión Directiva con el profesor. El evalúa la situación económica del chico y se le atribuye la beca. Lo que se requiere es que se pague la cuota social sí o sí, porque esa cuota conlleva que el chico tenga una cobertura médica. El club cuenta con una cobertura, en caso de un accidente; el traslado, tenga obra social o no, lo aportan en una ficha que les da el club, si tiene alguna enfermedad, tomar alguna medicación, números de teléfonos para comunicarnos con la familia en caso de emergencia. Acá vienen muchos chicos a cuyos padres, por ejemplo, no les conocemos la cara; vienen solos o los dejan en la puerta del club y se van, entonces ellos están más cercanos a tener la beca.

-¿El club recibe alguna ayuda municipal?

-NS: No, el club se solventa de los alquileres de canchas, de aportes de los socios, aunque no todos estén al día con las cuotas y si tenemos que decir que nos solventamos con eso, es imposible porque no toma responsabilidad con eso, pero después vienen y te reclaman que no hay agua, que hay poca luz, que gotea el techo, etc. Es difícil estar de este lado sin tener ayuda, el único aporte que tenemos es lo que se genera dentro del club.

-¿Qué actividades se realizan hoy en el club?

-CF: Tenemos fútbol femenino, tanto infantil como adolescente, patín, tae-kwondo, karate coreano, básquet escuelita y de competencia, para adultos también, futbol infantil, que compite en la Liga FADI  y escuelita. Por el momento esa son las actividades que tenemos.

-¿Cómo se manejan las actividades? ¿Tienen sub-comisiones?

-CF: Las dos actividades que tienen sub-comisiones son fútbol  y básquet de competencia. Fútbol de escuelita tiene su profesor, se paga un arancel, y a base de eso, se le paga un porcentaje al profesor y el resto se queda en el club, incluyendo la cuota social. Te doy un ejemplo; en el fútbol, la sub-comisión siempre les da regalos para el día de la madre, día del padre y regalos del día del niño. Eso se sustenta en base a las entradas que se cobran en cada jornada de local, como también con rifas que se hacen. Y los bingos mayormente son para el regalo día del niño; si bien para el día de la madre y del padre son algo simbólicos, para los chicos son algo más importante ya que ellos son los que representan al club y también para comprar los trofeos para darles a fin de año.

-NS: A principio de año, siempre hay un fixture para cada una de las actividades de los cuales tenemos encargados los días que van a jugar, qué días tenemos libre, y esos días podemos hacer bingos, o cualquier actividad que pueda juntar dinero que es lo que nos falta. A nivel institucional hemos participado de los fogones de Bernal, hemos hecho algún que otro festival, siempre estamos tratando de hacer algo para que también los vecinos nos ayuden.

-MN: La Comisión le otorga a cada disciplina tres fechas al año, dos son para recaudar fondos, en este caso para las que tienen sub-comisión que son las que más trabajan, y tienen una fecha a fin de año para hacer su entrega de trofeo.

 

-Habían dicho que están arreglando la cancha de padel; ¿en cuánto tiempo creen que estará habilitada?

-MN: Yo creo que va a estar habilitada para antes de fin de año al paso que vamos. Como te dije antes, se recuperaron los baños, que funcionan como vestuarios también. Se pintó la cancha, se puso un impermeabilizante y una pintura que es todo terreno, faltarían las paredes, que seguramente tendrán publicidades y tenemos que hacer el tensado de la lona, que requiere un mantenimiento.

Milton Feijóo