Segundo puesto auspicioso para «Los Gladiadores»

La selección de Handball se coronó subcampeón en el torneo de las Cuatro Naciones en Brasil.

La selección argentina de handball perdió por 26-23 frente a Brasil y culminó segunda en el Torneo Cuatro Naciones disputado en Sao Caetano do Sul, Brasil, cumpliendo con un resultado satisfactorio en su paso por el cuadrangular en el que además participaron las selecciones de Uruguay y Chile.

Tras la decepcionante actuación en el Mundial de Francia, donde la Argentina quedó eliminada en zona de grupos, y luego de que Eduardo Gallardo anunciara su paso al costado como entrenador del equipo, «Los Gladiadores” volvieron al ruedo en una competencia que marcó el inicio de una nueva era bajo las órdenes del español Manolo Cadenas, quien asumió luego de haber dirigido a la selección de España, con la que obtuvo las medallas de plata en el Europeo 2014 en Dinamarca y 2016 en Polonia, sumando un cuarto puesto en el Mundial de Qatar 2015. Además, Cadenas supo estar al mando de otros equipos como Ademar León, Barcelona y el Wisla Plock.

En el primer encuentro del cuadrangular la selección nacional derrotó por 29-24 a Chile, en un partido donde lograron marcar y mantener su ventaja desde el inicio. Luego, en su segunda presentación, obtuvieron una nueva victoria, esta vez contra Uruguay por 35-18.

Finalmente el partido decisivo se dio frente al clásico rival, Brasil, con el que previamente al inicio del certamen habían perdido en un amistoso por 21-18. «Los Gladiadores” comenzaron el encuentro cometiendo una gran cantidad de errores que le permitieron a la verdeamarela irse al descanso con una ventaja de cinco puntos en el marcador. Luego, en la segunda mitad, la selección nacional estuvo al borde del empate pero el conjunto local supo defenderse y lograr la victoria por un ajustado 26-23. Los goleadores del equipo argentino fueron Federico Fernández con cinco tantos, y Souto Cueto y Federico Pizarro con cuatro. También se destacó la actuación del arquero Leonel Maciel, quien recibió el premio al mejor arquero de la competencia.

Sin embargo, pese a la derrota, el balance final del Cuatro Naciones es muy satisfactorio para el nuevo cuerpo técnico por dos razones: primero porque logró hacerle frente en dos ocasiones a Brasil, el campeón panamericano; y, segundo, porque lo hizo con un plantel armado casi totalmente con jugadores de la liga local y sin contar con varias de sus figuras, ya que para esta competencia no se convocó a los jugadores que se encontraban disputando la Champions League, como por ejemplo Diego y Sebastián Simonet, ni a otros como Pablo Simonet o el arquero Matías Schulz.

Ahora el nuevo objetivo de la selección de handball estará puesto en afianzar el sistema del juego con los jugadores que participaron del Cuatro Naciones, más la incorporación de las figuras como los hermanos Simonet, teniendo como mira los Juegos Panamericanos de Lima en 2019, donde se disputará la plaza para ingresar a los Juegos Olímpicos de Tokio en 2020.

Autor: Landriel Ramírez, 2° B, turno mañana.