Ferro regresa a la División de Honor

Las chicas de Ferro vencieron a Morón y lograron el ansiado ascenso a la División de Honor.

Las chicas de vóley de Ferro Carril Oeste lograron el ascenso a la División de Honor tras haber derrotado 3-0 a Deportivo Morón en Caballito.

El equipo que dirige Andrés Zerbos regresa a la categoría más importante del vóley metropolitano tras haber ganado su noveno partido, en lo que fue la fecha 13 de la competición. Los parciales de la categórica victoria fueron 25-19, 26-24 y 25-20 para sellar el ascenso. Compromiso, tolerancia, paciencia y motivación constante fueron algunas de las claves mencionadas por el entrenador tras ganar el partido, para la consagración final del objetivo deseado.

Ferro es un club que ha sufrido más de lo que ha festejado en el último tiempo. En términos del vóley, el conjunto verde perteneció durante mucho tiempo a la División de Honor. Sin embargo, padecer el descenso fue un golpe duro para la institución. Zerbos y sus jugadoras pusieron en mente un buen proyecto que eventualmente traería sus frutos. A pesar de las derrotas o los vaivenes que el club de Caballito tuvo que atravesar, la meta siempre fue clara y concisa.

El líder de este grupo de jugadoras le dio la confianza y el apoyo continuo para que consiguieran el esperado ascenso. Melisa Ramón, quien fue la capitana de las «verdolagas», regresó al club tras haber jugado en San Lorenzo, con el fin de volver a poner a Ferro entre los mejores del vóley metropolitano. “Volví para ascender, solamente para volver a poner al club donde tenía que estar”, expresó emocionada la capitana tras el partido.

Otro caso particular y con final feliz es el de Jessica Vasallo, teniendo en cuenta que cumplió 24 años, y con un festejo inolvidable. El haber cumplido el deseo del ascenso para ella significó algo más que importante y se lo dedicó a su hermana, con quien compartió partidos y muchas emociones dentro del club. Así le manifestó a Pirámide Invertida su felicidad después del triunfo: “Esta es una alegría inmensa por todo lo que sufrió el club. Siempre tuvimos todas el mismo compromiso y cuando todas buscan lo mismo, los resultados se dan por sí solos». Además añadió: “Compartir esto con mi hermana es muy fuerte, sé lo que ama a Ferro, lo que siente la camiseta y lo que lloró cuando el equipo de mayores descendió”.

El “Cajón de Caballito”, donde se cumplió el sueño que las chicas anhelaban estuvo de festejo gracias al ascenso que las chicas consiguieron.

No obstante, las celebraciones no terminarán en el “Cajón”, ya que se organizará una cena de agasajo para seguir disfrutando el ascenso. El viernes 28 de octubre en el Club Araoz se hará el reconocimiento a las jugadoras tras haber conquistado su regreso a la élite. Volvió Ferro al lugar en el que deseaba estar.