Icasati: “Soy consciente de que no voy a llegar a Tokio 2020”

Franco Icasati, karateca argentino de 32 años y capitán de la delegación argentina que compitió en los últimos Juegos Odesur de Chile en 2014, habló con Pirámide Invertida y contó sus sensaciones sobre la reciente incorporación del karate al programa olímpico para Tokio 2020.

El karate formará parte del programa olímpico en los juegos de Tokio 2020. ¿Cómo te sentís al respecto?

– Con una tremenda felicidad. Hacía 3 o 4 ciclos que el karate venía quedando afuera a tan sólo uno o dos votos, en la última instancia en Rio 2016 nos quedamos afuera por un voto menos que Rugby Seven y el golf. Llegamos súper ilusionados a esta elección pero a su vez con mucha cautela porque ya habíamos sufrido exclusiones, pero finalmente se dio el sueño de todo el mundo del karate.

– ¿Crees que el hecho de que los próximos JJ.OO. sean en Japón influyó en la incorporación del karate al programa olímpico?

– Si, influyó mucho que Tokio sea la sede. Cambió un estatuto del COI (Comité Olímpico Internacional) y le da la potestad a la cuidad anfitrión de incluir deportes a su criterio. El judo un deporte japonés pero que está súper establecido dentro del programa olímpico. Y en segundo orden de prioridad quedaba el karate.

– ¿Te ves en los próximos Juegos? ¿Cuál es tu objetivo a corto y largo plazo?

– Sinceramente no me veo como protagonista, soy consciente de que no voy a llegar, pero en el ámbito que me toque estar apoyaré a los clasificados. Hoy en día hay otros 75 deportistas que pueden proyectar con una edad más potente que la mía y van a llegar en mejores condiciones. Mi objetivo a corto plazo es sentirme cómodo dentro del tatami, estoy con una luxación de hombro, con molestias en las rodillas y la espalda, si no logró sentirme cómodo daré un pase al costado absolutamente en paz y relajado de la cabeza, se que entregué todo en cada compromiso que me tocó representar a Argentina.

– ¿Qué significa Marcelo Campanella (Sensei) para vos?

– Marcelo además de ser mi sensei, tiene la particularidad de ser un amigo, un familiar y además es como un padre. Es muy importante en mi vida, no solamente me llevó por el mundo del karate y me formó como deportista si no como persona integral, solo tengo palabras de agradecimiento para él, tengo una relación que excede lo profesional y es un súper formador de karatecas.

– ¿Qué te deja a vos el karate hasta hoy?

– Para mi va más allá de lo deportivo, excede al arte marcial, karate para mi es todo, un estilo de vida, me formó como persona, como ser humano, como padre de familia. Ojalá que en algún momento pueda retribuirle a la disciplina todo lo que me dio a lo largo de mi vida.

– ¿Qué consejo le darías a un chico que quiere comenzar o que comenzó a practicar este arte marcial?

– Mi consejo para los más chicos es que disfruten, yo se que en los deportes de combate es muy complejo disfrutar el momento porque constantemente estás en una situación de oposición frente a un adversario que te golpea y se defiende de vos. Los chicos tienen que tratar de pasarla bien, vincularse con gente idónea, el tiempo pasa muy rápido y el karate en cuanto a lo deportivo es una etapa muy corta, que pasa mas rápido de lo que uno imagina o espera, aunque la disciplina te marque de por vida.

Por Juan Ignacio Basile y Federico Pasos