El Oso

La lesión a última hora de Sergio Kun Agüero y la autoexclusión de Gonzalo Higuaín, permitieron que Edgardo Bauza cite a uno de los jugadores que mayor debilidad le genera: Lucas Pratto, quien no le quitó el puesto a nadie, pero se reservó un espacio para una nueva convocatoria gracias a sus buenas actuaciones frente a Uruguay, Venezuela (hizo un gol), Perú y Paraguay.

Actualmente, el Oso, se encuentra en el Atlético Mineiro de Brasil, donde sus 33 goles en 82 partidos (liga nacional, Copa nacional y campeonatos internacionales) le sirvieron para que Bauza fijara sus ojos en él. No obstante, se le suma lo bien que juega como referencia de área, pero también socio de los creativos cuando se retrasa para abrir espacios. Con el club Galo se proclamó campeón del torneo Campeonato Mineiro y fue elegido por la revista Globo.com como el mejor jugador del torneo e incluido en el equipo ideal.

Sin embargo, los hinchas ya lo habían pedido cuando este jugaba en Vélez Sarsfield, club en el cual logró su mejor nivel futbolístico, por ahora, convirtiendo 42 goles en 128 partidos. Al Fortín llegó a préstamo, proveniente de Genoa, como tercer refuerzo y solo podría disputar partidos por Copa Libertadores, tras haberse ocupado las dos plazas reglamentarias para jugar el torneo local. Se consagró campeón del Torneo Inicial 2012, la Copa Campeonato 2013 (marcando el único tanto del encuentro) y de la Supercopa Argentina 2014. También, fue elegido por los hinchas como el mejor jugador de la institución (2013 y 2014) y ganador del premio Olimpia de Plata al Futbolista Argentino del Año del fútbol local.

Aunque muchos afirman que sus dotes de nueve goleador los forjó en Unión de Santa Fe -convirtió 6 goles y dio 6 asistencias en 19 cotejos- y, posteriormente, en la Universidad Católica de Chile. Allí cosechó un campeonato de primera división y 16 gritos en 46 encuentros. Estos buenos rendimientos le abrieron la puerta de Europa, más precisamente Genoa de Italia, pero no ha podido demostrar todo su potencial.

El delantero, de 28 años, siempre ha sido una vieja obsesión para el Patón, ya que lo ha intentado llevar a cada uno de los equipos donde dirigió. Hace poco quiso sumarlo a San Pablo, pero no lo logró por cuestiones económicas.

Desde el 2013 que la selección Argentina no juega con un delantero que no sea Higuaín, Tevez o Agüero, como lo hizo la doble fecha FIFA pasada contra Uruguay y Venezuela.
Sebastián Fernández 2°B T.T