El Mejor entre los mejores

 

Nueva Zelanda es, una vez más, el campeón del Rugby Championship. Se coronó tras vencer a Sudáfrica por 41-13 en Christchurch. Aún quedan dos fechas para la finalización del torneo y el próximo rival de los All Blacks serán Los Pumas, en Vélez, el sábado 1 de octubre.

Desde 2012, con la inclusión de Argentina, el Tres Naciones pasó a llamarse Rugby Championship. La de este año es la quinta edición y Nueva Zelanda ha triunfado en cuatro oportunidades. El dominio de los All Blacks es irrefutable tanto desde el juego como desde los números.

Las cuatro fechas disputadas hasta el momento no sólo han sido victoria para los “hombres de negro”, sino que en todos los partidos han conseguido punto bonus (al anotar tres o más tries). Gracias a ello, pueden festejar cuando aún restan dos encuentros.

Los resultados de este año de los All Blacks fueron impresionantes: 42-8 y 29-9 frente a Australia, 41-13 ante Sudáfrica y 57-22 contra Argentina. La diferencia de puntos a favor es de 117, lo que marca un gran contraste con los demás equipos, todos en negativo en esa tabla.

No es llamativo que Nueva Zelanda, campeón en los últimos dos Mundiales, domine el rugby mundial, pero sí con la facilidad y claridad que lo hace ante los mejores. Vale aclarar que los integrantes del Rugby Championship son los semifinalistas de la Copa del Mundo jugada el año pasado. Evento que mostró que el Hemisferio Sur está por encima de Europa, en este deporte.

En este sentido, Pirámide Invertida consultó a Martín Altberg, relator de rugby en la cadena ESPN, sobre este apabullante presente de los neocelandeses. Al respecto señaló: “Lo más importante es su cultura deportiva, que gira en torno al rugby”.

“Más allá de su capacidad física y técnica, el entendimiento que tienen del juego y la capacidad de adaptación al mismo a medida que evoluciona los distingue del resto”, detalló el periodista. Para concluir su visión sobre este fenómeno, Altberg resaltó una frase que le comentaron en tierras neocelandesas: “Cada uno de los entrenadores del país trabaja con el objetivo de formar un All Black”.

Tener tan claro el objetivo desde divisiones inferiores es, quizá, una de las armas más preciadas que tiene Nueva Zelanda. La visión integradora del deporte, mucho más en uno tan plagado de valores humanos como el rugby, seguramente colabora con el exitoso desarrollo del mismo y, en consecuencia, con los resultados obtenidos.

En cuanto al Rugby Championship, todavía en disputa, las jornadas 5 y 6 se jugarán de la siguiente manera: el 1º de Octubre, Argentina recibirá a Nueva Zelanda y Sudáfrica a Australia. Una semana más tarde, Los Pumas serán locales, en Twickenham, frente a Australia y los Springboks, ante su público, cerrarán el torneo frente el campeón.

 

Grupo 10: Andrés Stranges, Harold Castillo y Jayro Gutierrez (2ºB T.M)