Perros abandonados: una problemática en aumento, que requiere decisiones y solidaridad

En la Ciudad de Buenos Aires se registran más de 150.000 canes en situación de calle, una cifra que crece; cómo ayudar a aliviar la situación

La Argentina es, según estudios, el país de América Latina con más mascotas domésticas, con los perros en el primer lugar de las preferencias. Esto puede explicar por qué en la ciudad de Buenos Aires se ven tantos animales abandonados en las calles, lo cual representa un peligro, no sólo para su integridad física, sino también la de los vecinos.

En la ciudad ya hay más de 150 mil perros en situación de calle, cifra que aumenta año tras año. Esto destapa una gran discusión sobre qué hacer con dichos animales. Según expertos, lo recomendable es recoger a los caninos y llevarlos a un centro veterinario para estudiar su estado de salud, y castrarlos. Además los veterinarios dicen que este proceso impediría que siga aumentando la cantidad de perros en la vía pública. Hay varias agrupaciones que se oponen a ese criterio, ya que consideran el acto de la esterilización como una crueldad. Sin embargo, desde las autoridades dicen que es mejor esto que tener animales sin hogar  en las calles.

FB_IMG_1464389201167

Ante esta problemática, el Gobierno de la Ciudad lanzó en 2010 el departamento de Sanidad y Protección Animal, que a través de su Programa de Control Poblacional realiza 30 castraciones gratuitas por día y recorre todos los barrios porteños. Dicho organismo aclaró que la castración, además de evitar los embarazos, previene enfermedades graves y frecuentes en los animales, como las infecciones urinarias, el cáncer mamario y problemas de la próstata, entre otros. Por otra parte, la Asociación para la Defensa de los derechos del animal propuso que se cree un registro nacional de mascotas, donde todos los animales estén anotados con sus respectivos dueños.

Por su parte, varias organizaciones no gubernamentales trabajan sin cesar para intentar rescatar a las mascotas que se encuentran sin hogar, para brindarles una asistencia médica, una posterior recuperación y, finalmente, mediante una rigurosa selección, poder encontrarles una nueva familia. El programa también impulsa a recoger perros callejeros, ya que según las estadísticas, si una de cada 30 personas adopta a un perro, no habría animales en las calles. Otra campaña organizada por los proteccionistas de los caninos es la de no comprar perros sino, por lo contrario, adoptar uno.

FB_IMG_1464389022015

El centro de refugio para los animales más conocido por su gran difusión es El Campito, que cuenta con 750 animales. Entre ellos se destacan los 170 perros con capacidades diferentes, como la ceguera o limitaciones motoras. A este centro de rescate, recuperación y adopción ingresan alrededor de 100 nuevos perros mes a mes, y esto es posible gracias a que un número similar es adoptado.