Entre aumentos y despidos

Las políticas económicas que está llevando a cabo el gobierno del Presidente Macri afectan en forma preocupante a gran parte de los argentinos.

El ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, anunciando los aumentos en la tarifa de luz

En el núcleo del debate de la política nacional, se encuentran las medidas de ajuste que inquietan a todos los argentinos. Medidas que, según el Gobierno, son necesarias gracias a la herencia recibida, por tanto la economía “colapsó”.

En sus últimos discursos, el Presidente Macri admitió que las nuevas políticas de ajuste están afectando negativamente a la gente. Sin embargo, está convencido que el “sinceramiento económico” es la mejor manera de comenzar un proceso que lleve a bajar la inflación hasta el tan deseado 1% mensual.

Entre los últimos aumentos efectuados, se encuentran los que se aplicaron esta semana a la nafta y los cigarrillos. La nafta lleva una suba del 31% en lo que va del año y los cigarrillos llegaron a aumentar hasta un 50%, provocando que las marcas más compradas por los consumidores, lleguen a costar casi  50 pesos el atado.

Los servicios de  telefonía tanto móviles como fijos, también fueron impactados por las medidas económicas. Las telefonías móviles aumentaron un 4% en sus planes prepagos y entre un 8% y 15% de acuerdo al usuario, en el resto de sus planes. Mientras que, por otro lado, las fijas crecieron un 185% aproximadamente.

El usuario porteño fue el más afectado por este nuevo plan a futuro del Gobierno. Se quitaron los subsidios tanto a los servicios como a los transportes públicos.El boleto mínimo del colectivo de pasó de $3 a $6 y el del tren de $2 a $5. Por el lado de los servicios, el incremento llega en algunos casos hasta un 500%.

El Presidente Macri prometiendo que no habrá más aumentos a los combustibles
El Presidente Macri prometiendo que no habrá más aumentos a los combustibles

El descontento general se hace cada vez más evidente a través de las redes sociales y las campañas para dejar de consumir ciertos servicios y productos. De todas formas, los aumentos no terminaron y el próximo anunciado es el del subte, uno de los transportes públicos con mayor  caudal de pasajeros, que se supone será de un 66% ya que pasará a costar $7.50 desde junio, en lugar de los actuales $4.50.

Otra polémica, es la gran cantidad de despidos que hay desde la asunción de este gobierno. Algunos cálculos estiman que hay unos 120.000 nuevos desocupados, entre el sector público y privado. Sin embargo, se espera que, en este plano, haya un freno con la sanción de la ley del cepo laboral, disposición que el presidente Macri anticipó que vetará en caso de que se sancione.

Alberto Macri, Néstor Sánchez, Estefanía Debelaustegui, Javier Insarrualde y Federico Illan.