«La tecnología eliminó al deportista»

Es cierto que mucha gente le perdió el interés al automovilismo, y eso es imposible de negar. Quizás sea por las nuevas tecnologías o, simplemente, por la falta de ídolos, como en su momento fue Juan María Traverso, quien ya no corre en las pistas hace 11 años. Igualmente, también es lógico que avance en recursos tecnológicos y no se quede con los servicios de años anteriores, porque así lo requiere la época actual, y como pasa en todos los deportes.

El Flaco o El Loco, adjetivos que casi siempre van a la par de alguien con renombre en el deporte argentino. En este caso, se trata de Juan María Traverso, quien supo consagrarse en 16 ocasiones a lo largo de su carrera profesional, en las cuales ganó seis títulos en Turismo Carretera. Además, se lo considera como el mayor emblema de los últimos 50 años para los amantes de los fierros.

En una charla con La Nación, el ex piloto y actual presidente de Asociación Argentina de Volantes, habló sobre varios temas de la actualidad acerca del automovilismo, y fue muy crítico. Aunque, por supuesto que es una voz autorizada para hacer valer su pensamiento. Principalmente, hizo énfasis en la “mala” inclusión de la tecnología en este deporte, lo que hace que el auto gane solo.

“La tecnología es tan exagerada que eliminó al deportista”, se quejó Traverso. Y luego contó que no puede mirar más las carreras porque le da bronca todo lo que pasa.

Cuando tocó el tema del TC, no le tembló el pulso para ser muy duro. “El Turismo Carretera murió hace muchos años”, soltó. Después, justificó: “No lo mira nadie”. Aparte denunció que Hugo Mazzacane, presidente de la ACTC, hizo ganar a su hijo, Gastón, la serie en La Pampa.

Para seguir en sintonía con los polémicos dichos, el último gran ídolo opinó sobre la vuelta de Marcos Di Palma a las pistas y lo tiró a la banquina. “Ya no puede manejar ni por la calle”, expresó.

También comentó que a los pilotos de hoy les falta personalidad, pero se rectificó y aseguró que la tienen pero este sistema les prohíbe mostrarla, y que no hablan.

 

Facundo Tarrab

Agustín D’Giorgi Franco Figueroa, Santiago Ángel Diego Fleitas