Carmel y la vuelta de un caso emblemático

Hace poco más de un mes se cumplieron 18 años de uno de los asesinatos más comentados de la historia de la sociedad argentina.

En el 2002, en su propiedad del barrio cerrado El Carmel, ubicado en la localidad de Pilar, aparece asesinada en su casa, precisamente en la bañadera, María Marta García Belsunce.
María Marta era una socióloga reconocida, miembro de la Fundación Missing Children Argentina, una organización sin fines de lucro que trabaja en contra de la problemática de las desapariciones de niños.
Este caso, que fue furor los primeros años pero se fue apagando a medida que pasaba el tiempo y no se sabía ni se sabe quién es el asesino de la socióloga, volvió a tomar un gran revuelo, luego de seis años enterrado. Pero… ¿Por qué volvió a retomarse este caso? ¿Apareció un testigo que vio algo en ese momento y nunca dijo nada? No, Netflix lo hizo de vuelta. La plataforma de streaming logró captar la atención del público argentino mediante una miniserie/documental en donde aparecieron todos los protagonistas del caso Belsunce. Hablaron Carlos Carrascosa, ex esposo y viudo de María Marta quien fue absuelto en el 2014 por este caso. También lo hicieron Horacio García, Irene y Juan Hurtig Belsunce, hermanos. Lo hizo el polémico fiscal de la causa, Enrique Molina Pico y muchos personajes más involucrados en el asesinato.
Pero muchos se preguntarán: ¿Por qué este caso fue tan hablado por la gente? ¿Eran personas de la política argentina? No, este caso se volvió mediático y un descontrol desde el minuto uno.

El exmarido y viudo, Carlos Carrascosa, al llegar alrededor de las 19 a la casa, se encuentra a su mujer con la mitad del cuerpo dentro de la bañadera y la otra mitad por fuera, acompañado de un charco de sangre en cada rincón del baño. Lo primero que pensó fue “se resbaló y se golpeó la cabeza. Le pasó lo mismo a mi madre, por eso no me pude imaginar otra cosa”. Pero esto no fue así, luego de que el cuerpo sea enterrado en el famoso cementerio de la Recoleta, lugar donde las personas con un buen estatus económico pueden hacer descansar en paz a su familiar y donde también están los restos de próceres de la historia argentina, empezaron las dudas para Juan Hurtig, hermano de María Marta, que no entendía como se podía caer de esa forma y matarse. Por eso, insistió en que se realice una autopsia y así fue.
Los médicos forenses al realizar la autopsia no lo podían creer e inmediatamente llamaron al fiscal Molina Pico. Cuando los especialistas le cuentan a Pico que Belsunce tenía cinco tiros en la cabeza y que nada tenía que ver un simple accidente doméstico, fue un revuelo para todos.

Pero la doble pregunta que se hacen todos es ¿Quién y por qué mataron a María Marta García Belsunce?
Entre las hipótesis que manejó la Justicia están:
1) Una supuesta discusión con el marido que terminó con la muerte de la mujer
2) El presunto ataque de un asesino a sueldo del cartel de Juárez que habría asesinado a María Marta porque ella planeaba revelar supuestos negocios ilegales de integrantes de su entorno.
3) El homicidio en ocasión de robo.
Las primeras dos fueron descartadas después de un largo proceso, en el que la familia Belsunce y el fiscal, Molina Pico, terminaron muy enfrentados. Por lo que se baraja, por descarte, después de años de investigación, es que la opción numero tres es la más factible y la que sostiene la familia, en donde se señala a un sospechoso: Nicolás Roberto Pachelo, vecino de los Belsunce en Carmel. A este se lo acusa de robar objetos de valor en este barrio privado y de quien María Marta desconfiaba plenamente, según los dichos de Irene, su hermana.
Todo sigue siendo una incógnita y esta miniserie, en la nueva generación que recién ahora empieza a conocer el caso, generó más dudas que certezas.

Ignacio Martín Miráz
2°B T.N.