Un empate con sabor a triunfo

El pasado 28 de noviembre en el Staples Center de Los Ángeles se enfrentaron Mike Tyson y Roy Jones Jr. En una exhibición que fue oro puro para los fans

Mike Tyson-Roy Jones Jr. estaba pactado en ocho rounds donde los boxeadores empataron pero sorprendieron a todos, y lejos de ser un fracaso fue una de las mejores peleas dentro de un año raro por el Covid-19.

Durante el primer asalto se lo vio más activo a “Iron Myke” con su agresividad pero no había a alguien en concreto como para decidir un ganador. Tras el ruido de la campana, ambos luchadores volvieron al centro de cuadrilátero para apoderarse del dominio de la pelea pero fue muy pareja aunque “Superman” dio los mejores golpes. En los rounds número 3, 4, 5 y 6 la balanza no encontró un desequilibrio a favor de ninguno por lo que demostraba que fue una gran pelea para ambos. En el penúltimo asalto, el boxeador que llevaba guantes amarillo y violeta en homenaje a Kobe Bryant se le notaba un poco más cansado por lo que fue su rival se dio cuenta inmediatamente y fue a por todo para ganar el round. Una vez ya al escuchar por última vez la campana de inicio, los dos grandes iconos del boxeo trataron de hacer un round más rápido para no cansarse demás.

El estadounidense, quien le mordiera la oreja a Evander Holyfield, es uno de los máximos exponentes en el mundo del boxeo por sus grandes méritos como su título de Peso Pesado con tan solo 20 años siendo el más joven en lograrlo. En el presente, le tocaba demostrar de qué estaba hecho. Lejos de ser un frustrado “regreso” a la acción, se lució a un gran nivel pareciendo que está más vigente que nunca. Quizás su movilidad no es igual a la de hace 30 años con la que demostraba y generaba una gran expectativa con su uppercut hace.

Por su parte, el nacido en Florida también fue campeón pero desde las divisiones superwelter hasta en los pesos pesados, por lo que logró un récord que ningún otro boxeador pudo. En la contienda ante “Kid Dynamite” se lo vio inoxidable con sus movimientos y en todo momento fue profesional para darles una alegría a los amantes de este maravilloso deporte.

En un año lleno de preguntas sin respuestas a raíz de la pandemia, los deportistas pudieron volver a sus actividades para regalar un buen espectáculo en líneas generales pero una de las cosas imprevistas para todos fue lo que le propuso Mike Tyson a su rival: “Tenemos que volver a hacerlo” por lo que abre a una nueva y hermosa incógnita ¿Será que viejas leyendas de este deporte vuelven de manera no profesional? Con la intención de dar peleas para el público sin la necesidad de que se juegue algún título o la aspiración a uno. Solo el viento sabrá que pasará pero sería una de las mejores novedades que pueda tener este deporte.

Fernando Aguilar