De sueño a pesadilla, el viaje de egresados

Esperar 12 meses o pedir una reintegración del dinero, las opciones de los estudiantes para los viajes.

Todo estudiante sueña con su viaje en el último año, ya sea en el destino preferido en Argentina (Bariloche), o los elegidos en el exterior, Cancún, Brasil, Republica Dominicana, etc. Pero el 2020 golpeó de manera inesperada a todos y ahora los estudiantes están con un gran dilema. Muchos no saben si esperar a una posible reprogramación o solicitar la devolución del dinero, algo que aunque suene lo mejor, no es tan simple y ahora con el comunicado del ministerio de Turismo se complica aún más.

Tras muchos meses de silencio y espera, el martes pasado el ministerio publicó la resolución

#498-2020 en donde establecía la manera en la que se deben reprogramar los viajes y como hacer efectiva la cancelación de los mismos por parte de los padres. Por fin aparece una posible solución para los padres y estudiantes. Los principales puntos del comunicado son:

-Las agencias deberán ofrecer la reprogramación de los viajes estudiantiles que podrán realizarse en un plazo de 12 meses posteriores a la fecha del levantamiento de las medidas restrictivas de Circulación.

-Tendrán que ofrecer al menos 2 fechas e itinerarios alternativos, informadas fehacientemente en un plazo máximo de 60 días corridos desde la habilitación del turismo.

-Deberán respetar estacionalidad, calidad y valores convenidos manteniendo su vigencia las cláusulas pactadas en los contratos originales.

-Las familias tendrán 30 días para elegir una de las dos opciones de viaje presentadas por las agencias.

-O bien, podrán solicitar el reintegro de lo ya abonado. Como dice el contrato de turismo estudiantil, las agencias podrán retener hasta un 25% del precio de los viajes ya abonados. La devolución podrá hacerse hasta en dos cuotas mensuales y consecutivas, la primera se pagará a los 30 días de la solicitud.

-Ante incumplimientos, las agencias de viajes serán pasibles de sanciones: cancelación, suspensión de licencia y/o multa.

Ahora los padres están en un gran problema. Aunque el ministerio sacó esta resolución, aparecen otros problemas que impiden el desarrollo del viaje. En primera parte, el viaje puede ser reprogramado para cuando al estudiante ya no le interese este y cuando ya tenga la cabeza en otro ámbito de la vida. Esperar tanto tiempo es un arma de doble filo porque puede ser “innecesario”. El otro problema que surge ahora es que muchos padres pagaron alguna parte del viaje en dólares, ahora ante la subida inminente del dólar las agencias están sin recursos y no pueden cancelar esta deuda, pues entrarían en quiebra. Además, muchos lugares aún no han abierto tampoco, a nivel nacional, el gobierno está muy demorado con los protocolos para los lugares preferidos por los egresados. Los destinos internacionales como Cancún, Republica Dominicana, San Andrés o algunas partes de Brasil ya abrieron con los protocolos pertinentes.

Lo único concreto es que tendrán que esperar mínimo hasta febrero, fecha en la que esperan las agencias a vacuna aparezca y los viajes puedan ser de nuevo parte de la normalidad.