El streaming llegó para quedarse

Twitch es la plataforma de contenido en directo que irrumpió con fuerza el último año, en todo el mundo, y es el presente de las transmisiones online.  Si bien el público “gamer” es el que predominó la escena de Twitch los últimos años, no es exclusiva de ese sector. Ya que, en la actualidad la plataforma cuenta con todo tipo de contenido, como juegos, tutoriales, programas de radio o televisión, podcast, eventos, reacciones a eventos e IRL (vida real).

Amazon es el gigante que se encuentra detrás de la plataforma, la compró en el año 2014 por US$970 millones y a partir de allí Twitch creció a pasos agigantados.

El streaming ha crecido considerablemente los últimos años,  Twitch captó ese lugar y se ubicó como referente y casa de creadores de contenidos. Si bien en plataformas como Facebook y/o Youtube existe la posibilidad de emitir en vivo, la plataforma de Amazon se especificó en este aspecto y eso atrajo a todo el movimiento a su sitio.

Millones de espectadores interactúan con sus creadores de contenidos favoritos, a diario. La red social cuenta con secciones de canales y categorías, en las que el usuario puede ingresar y elegir que ver. Dentro de los canales pueden encontrar a streamers  famosos o ignotos que bucean la red social con sueños de crecer y crear una comunidad.

En caso de encontrar un contenido que guste, la red da la opción de seguir categorías, canales y juegos específicos. De esta manera, el espectador podrá recibir notificaciones y actualizaciones de actividad personalizadas a su gusto.

Las transmisiones en el sitio pueden varias desde un minuto hasta 12 horas o más. Dentro del vivo el streamer puede variar su contenido desde juegos, reacciones a videos, charlar con el público vía chat, realizar video llamadas a otros personajes y, ¿Por qué no? Ponerse a limpiar o cocinar.

En cada vivo se puede ver en tiempo real lo que está haciendo el creador de contenido, si está jugando a un juego captura su pantalla, agrega una cámara, prende su micrófono y ofrece una experiencia completa donde los viewers tienen la sensación de jugar con el streamer. De todas maneras, dentro de Twitch se valora la producción simple de del contenido. Es decir, la mayoría de la gente no busca superproducciones sino la cercanía con el host.

Twitch alcanzó el récord de 1.6 billones de horas visualizadas en octubre

Uno de los pioneros en nuestro país es Martin Pérez Disalvo, alias “Coscu”. Quien formó una comunidad de streamers llamada “Coscu Army”, donde se desempeñan Geronimo Benavides (Momo);  Francisco Postiglione (Frankkaster); Belen Negri (La Chilena) y Gonzalo Banzas (Goncho), entre otros.

Aunque la explosión de la plataforma se dio cuando Sergio Agüero decidió comenzar a emitir, lo que provocó que muchas personas que no conocían Twitch se empapen de todo el contenido que ofrece la red social.

El “Kun” cuenta con casi 3 millones de seguidores en la red social, se convirtió en una de las estrellas de la cuarentena en Argentina debido a su carisma y relación con el público en la virtualidad. En sus comienzos transmitía de manera precaria (tomando como referencia a grandes figuras de Twitch), con su consola de videojuegos y micrófono. Luego, gracias a la exposición que tuvo, armó su propio estudio con cámaras, micrófonos y demás.

Twitch ofrece a los usuarios la posibilidad de consumir contenido o producirlo. Por lo cual, cualquier persona con conexión a internet puede transmitir en la plataforma desde su computadora o celular. Aquí es donde empieza a contemplarse las opciones de monetización.

El español Ibai Llanos es el streamer de habla hispana mejor pago del mundo, con ingresos de 1,4 millones de dólares anuales.

La plataforma ofrece a sus creadores de contenido la opción de monetizar su canal, esta idea es muy seductora para atraer a figuras realizar sus transmisiones en la red social. Aunque también es una gran oportunidad para aquellos que quieren mostrar su talento al mundo y lograr vivir de lo que les apasiona.

La red social de Amazon irrumpió en el ámbito y llegó para quedarse. Muchos jóvenes ya tomaron como habito “prender Twitch” en lugar de la televisión. Las plataformas de streaming acaparan la atención de las nuevas generaciones y el camino que tienen por delante parece ser muy prospero.

¿Será este el fin de la televisión como la conocimos? ¿Podrán Twitch, Youtube, Netflix , Spotify y las redes sociales tomar la posta de la televisión y la radio? Lo cierto es que los medios convencionales deberán adaptarse a la realidad que ya es más presente que futura.

Cristaldo, Nahuel.