Aborto en Latinoamérica, con más ganas pero menos hechos

La discusión por el aborto vuelve a ser un tema de agenda

En los últimos años son muchos los países que han adoptado una posición a favor del aborto, razones diferentes en muchos casos pero con un mismo factor en común. Es un proceso largo y que requiere un cambio drástico en la sociedad. Estos países permiten el aborto por pedido mientras sea antes de la semana 12 de gestación: Uruguay, Francia, Canadá, Australia, Rusia, España, Estados Unidos (aquí tienen aún algunos estados en debate para prohibirlo) Noruega, Italia y Suecia. El único latinoamericano es Uruguay, que desde hace varios años ha sido pionero en esta iniciativa que tiene como pilar principal el buscar evitar la muerte de mujeres en clínicas clandestinas, según la Alianza de la mujer 44 millones de mujeres deciden terminar de forma voluntaria su embarazo al año (la mayor parte en países en vías de desarrollo) y de ellas 47.000 mueren debido a abortos inseguros y otros cinco millones sufren lesiones graves. Sólo en América Latina, las víctimas de abortos inseguros suponen un 24% del total de muertes relacionadas con el embarazo y el parto, un índice que en muchos países de África Subsahariana asciende al 30-40%.

En el mundo hay 6 categorías en las que se divide el aborto, tanto voluntario como inducido, siempre bajo un ordenamiento legal y con restricciones variando el país.

  • Sin ningún tipo de  restricción alguna son los países que mencionábamos un poco más arriba, los únicos americanos son Uruguay, Estados Unidos, Cuba, Canadá, Barbados, Belice, Guyana y Puerto Rico.
  • El aborto permitido solo para salvar la vida de la mujer, en dado caso que la vida de la mujer corra peligro, en América estos países permiten esta razón: Brasil, Chile, Guatemala, Dominica, México, Panamá, Paraguay, Venezuela, Argentina, Bahamas, Bolivia, Costa Rica, Ecuador, Granada, Perú, Jamaica, Colombia, Antigua y Barbuda.
  • El aborto solo para proteger la salud física y mental de la mujer, esta categoría tiene un añadido y es que puede variar según el caso, por lo que no es una regla aplicada a todas sino más bien dependiendo cada mujer. Los países que manejan esta legislación en América son: Paraguay, Argentina, Bahamas, Bolivia, Costa Rica, Ecuador, Perú, Barbados, Colombia, México, Panamá y Granada.
  • Por una razón socioeconómica también aplica el aborto, en este caso ningún país Latino lo ha considerado u aceptado.
  • Así mismo, hay países que aún no aceptan el aborto bajo ningún concepto, no hay excepciones para realizarlo incluso aunque llegue a peligrar la vida de la madre, aquí también se encuentran varios pases americanos como: República Dominicana, El Salvador, Haití, Honduras, Nicaragua, Andorra, San Marino, Surinam y Malta.

Pero todos estos datos son constantemente variables, es el ejemplo de Colombia, en donde hasta hace unas semanas de nuevo salió a flote un proyecto en el congreso de parte de alguna bancada conservadora que de nuevo busca echar para atrás la legalidad del aborto, y no es casualidad, no es un secreto del poder de la Iglesia sobre los gobiernos latinoamericanos, que aunque muchos se declaren laicos son aún muy influenciados en sus leyes y decisiones por la iglesia.

Pero así mismo, aparecen movimientos sociales como el símbolo del pañuelo verde en Argentina, una iniciativa que no solo busco voces femeninas, convocó hombres, personalidades mundiales, e impulso una revolución total en toda la región, que llegaría a un punto máximo de expansión con una canción “Un violador en tu camino”, una canción que recorrería el mundo e impulsaría una nueva ola de protestas y búsqueda de despenalización del aborto. Sin embargo los debates son largos y aÚn con demasiada desinformación.

En el otro costado también han surgido importantes movimientos que buscan frenar la aprobación de esta práctica, se han llamado “próvida” y su mayor argumento está en la defensa de las dos o tres vidas, se refieren a la vida de la madre gestante y persona por nacer en primer caso, y de padre, madre y persona por nacer en segundo caso.

Particularmente en Argentina ha vuelto a surgir el debate en estos últimos días, el presidente Alberto Fernández anunció que enviará al congreso un proyecto de ley para legalizar la interrupción voluntaria del embarazo, y declaró: “La criminalización del aborto de nada ha servido, solo ha permitido que los abortos ocurran clandestinamente en cifras preocupantes», esto después de ser uno de sus pilares durante campaña electoral en 2019. Recalcando siempre que este es un problema que afecta la salud pública, pues no han bajado el número de abortos cuando es ilegal y si cuando es legal como se evidencia en Uruguay y Ciudad de México.

Por ahora la interrupción del embarazo seguirá con los mismos términos, pero se espera que no sea por mucho tiempo, las voces cada vez son más y los movimientos sociales en América toman fuerza.