Violenta protesta en Mar del Plata al pedido de más playa pública

La policía que intervino en la manifestación confirmó que se abrió una causa judicial

Alrededor de 250 personas se manifestar de forma violenta al pedido de que haya más playas públicas. Foto: Once

De cara a la nueva temporada de verano, en la que se espera que vengan muchos turistas y no haya suficiente espacio porque cada vez hay menos playas públicas, se realizaron protestas en distintas puntos de la ciudad de Mar del Plata en contra de la privatización de las mismas.

Alrededor de 250 manifestantes se movilizaron por el barrio La Perla causando destrozos en uno de los balnearios: rompieron un cerco y los postes de madera de las carpas e intentaron quemarlos. La manifestación que tenía como objetivo exigir a las autoridades que se controle la concesión de los balnearios para garantizar el uso de las playas gratuitas, terminó de la peor manera. Había un grupo de personas que se estaban protestando pacíficamente pero cometieron el error de unirse a la multitud que luego terminó causando las destrucciones.  «No a la playa privatizada», «los balnearios privados destruyen el ecosistema» y «la playa no se vende», eran los reclamos de los manifestantes.

La policía que intervino comentó que se identificaron como miembros del Polo Obrero, el MTR y el Frente de Izquierda,  las personas que comenzaron a llevar a cabo  las acciones violentas. Además, pese a no haber detenidos se abrió una causa judicial.

En declaraciones a la prensa, Jorge Riccillo, el propietario del balneario afectado, expresó que luego de los incidentes recibió los llamados del intendente Guillermo Montenegro y del secretario de Seguridad, Horacio García, quienes se pusieron a disposición suya y se solidarizaron por los hechos ocurridos. «Esto que nos hicieron es una picardía. Nos golpea y nos hace retroceder un metro a 10 días de abrir, pero vamos a abrir igual y dar el servicio como siempre», comentó el empresario.
Los reclamos y el derecho a ser escuchados siempre es una posibilidad, cuando se hace de forma pacifica y sin violencia. Con la investigación pertinente se tomarán las medidas necesarias para que esto no vuelva a ocurrir.