Avada Kedavra para Johnny Deep

La vida privada del actor afectó su carrera profesional.

Uno de los actores más emblemáticos y carismáticos de la industria del cine se ve metido en un escándalo familiar desde hace más de dos años. Tras demostrarse algunos hechos de violencia, Johnny se vio obligado a dejar de lado el rodaje de sus últimos personajes.

Su carrera como actor en la gran pantalla comenzó en 1984 cuando tuvo el papel de una de las víctimas de Freddy Krueger. Años más tarde, tendría la chance de interpretar al joven manos de tijera e hizo una performance perfecta que le permitió recibir su primera nominación al Globo de Oro y un fuerte reconocimiento por parte de la crítica. Ya en los años 2000, podemos recordar personajes únicos de su parte: Jack Sparrow en Piratas del Caribe, Willy Wonka en Charly y la fábrica de chocolates, Sombrerero en Alicia en el país de las maravillas, Barnabas Collins en Sombras tenebrosas, Toro en El llanero solitario y su último papel trascendente Gallet Grinderwald en Animales fantásticos.

Pero sus acciones, las que trascienden, no son solo interpretar películas «épicas», sino que conflictos en su vida privada le esta jugando en contra. O podríamos decir que él se está jugando en contra. Todo comenzó en 2017 cuando se divorció de la actriz Amber Head. Desde allí su paso por la justicia no pudo evitarlo ni con tijeras, piratas o magia.

Envuelto en escándalo, los diferentes hechos de violencia en la relación se dieron a la luz y el mar de paparazis estadounidenses salieron a la casa de los actores. 

Tras perder el juicio por difamación frente al diario británico The Sun, se confirmó que los hechos de violencia provenían por parte del actor hacia su exesposa. Esta situación hizo que sus proyectos laborales se vinieran abajo. Pese al fallo, Johnny Deep se mostró decidido a presentar una apelación. En su cuenta de Instagram, publicó que «sigue fuerte y tiene el propósito de demostrar que las acusaciones en su contra son falsas».

En medio de este traspié, el actor nacido en Kentucky tuvo una «forzosa» salida de la productora Warner Bros ya que, según una carta de puño y letra asegura que «se le pidió que renunciara a su papel como Grinderwald y ha respetado y aceptado esa solicitud».

Su papel como Grinderwald en Animales fantásticos (precuela de Harry Porter) arrancó en 2016 y tuvo una segunda aparición en 2018. Los fans quedaron obnubilados al ver su presencia en el mundo mágico de J.K.Rowling, pero a partir de ahora «la varita de Sauco» y el papel del mago más tenebroso van a tener otro dueño: el actor Mars Mikkelsen.

Fabián Cartazzo
2° B T.N.