Lewis Hamilton se coronó campeón de la Fórmula 1 en el GP de Turquía

El británico retuvo el título de la máxima categoría por cuarto año consecutivo

En piso seco, en piso mojado. Partiendo desde la pole o desde el sexto lugar, no importa clima o lugar de largada. A Lewis Hamilton no hay ningún obstáculo que lo detenga. No solo dio un paso más, sino que es un gran paso; igualó el récord de siete campeonatos del alemán Michael Schumacher en la Fórmula 1, luego de coronarse en el Gran Premio de Turquía, en Estambul, por la decimocuarta fecha de la temporada 2020.

El británico logró su décimo triunfo en el año y número 94 de su historial en la categoría, tras completar las 58 vueltas al circuito bajo condiciones de lluvia. Mientras que su compañero Valtteri Bottas quedaba fuera de los 10 primeros: terminó 14°.

Hamilton se consagró por primera vez con McLaren en la temporada 2008 y posteriormente lo hizo con Mercedes en 2014, 2015, 2017, 2018, 2019 y 2020. Schumacher ganó dos campeonatos con la escudería Benetton en 1994 y 1995 y a partir de 2000 lo hizo con Ferrari.

«He perdido las palabras, no las encuentro. Siempre comienzo agradeciendo a todo el equipo, los que están aquí, los que están en la fábrica… No tendría esta oportunidad si no hubiera empezado en este equipo, estoy muy orgulloso de todos ellos», dijo, feliz.

Hamilton, de 35 años, permaneció en su auto por unos minutos para darse cuenta del logro que había conseguido una vez terminada la carrera y luego corrió al encuentro de su equipo para abrazarse con cada uno de sus integrantes. «Este sueño comenzó cuando era chico y veía los Grandes Premios, era esto lo que quería», expresó después. Finalizó con un consejo: «No dejes que nunca alguien te  diga que no puedes cumplir tus sueños, que no te paren, no dejes rendirte».

Es cierto que Schumacher y Hamilton contaron casi siempre con el mejor auto, que a su vez era el del mejor equipo, pero hay pocos antecedentes de un dominio tan extendido en el tiempo, tan abrumador, tan contundente, tan indiscutible como el establecido por el británico desde 2014. El único que perdió fue el de 2016 en manos de su compañero Nico Rosberg, que semanas después se retiró de la actividad desbastado por el esfuerzo mental que supuso torcerle el brazo a su rival.

Su Mercedes mostró un mejor rendimiento. Se dio cuenta que el campeonato quedó asegurado al notar que su compañero de escudería, el finlandés Valtteri Bottas, el único que lo amenazaba en el Mundial de Piloto, estaba relegado de la zona de puntos.

La carrera tuvo un accidente en la largada. Al llegar a la primera curva, Esteban Ocon (Renault) se tocó con su compañero Daniel Ricciardo junto delante de Valtteri Bottas, que sorprendido por la acción, y bajo la lluvia, no pudo evitar el trompo. Quedó penúltimo, mientras que Hamilton se ubicaba 3°. Y aunque el británico luego cediera dos lugares con Sebastián Vettel (Ferrari) y Max Verstappen (Red Bull), estaba más que cómodo en su lucha por el campeonato.

El danés Kevin Magnussen y el francés Romain Grosjean, de (Haas), el canadiense Nicholas Latifi (Williams) y el italiano Antonio Giovinazzi (Alfa Romeo) no terminaron la prueba.

La próxima carrera será el Gran Premio de Bahréin, que se disputará el 29 de noviembre en el circuito de Sakhir.

Rosario Paso Díaz