Dennis Rodman y una vida de película

 

Dennis Rodman nació en Nueva Jersey, Estados Unidos, el 13 de marzo de 1961. Es el mayor de 28 hermanos, durante su infancia le tocó vivir muchas cosas negativas, como el abandono de su padre y el descuido de su madre quien le reprochaba las veces que ella quería hasta el punto de echarle a la calle por haber perdido el año en la secundaria.

Después de la triste vida que llevaban se mudaron a Dallas, Texas, junto a sus hermanas donde les tocó vivir en una de las zonas mas peligrosas de esa ciudad. Durante el tiempo que vivían en ese lugar sus hermanas lograron estar presentes en el equipo de la secundaria de básquetbol. A Dennis le pasaba todo lo contrario: con una estatura de 1.68 metros nadie lo quería en el equipo y le tocaba sentarse en la banca y, para peor, su madre le echó de la casa cuando se enteró que había reprobado en la preparatoria. Según él relató años después, su madre había juntado su ropa en dos bolsas de basura y lo echó a la calle. Vivió dos años como vagabundo y nunca sintió un dolor o alegría y tampoco supo que es el amor de familia, ni tampoco vivir en soledad.

Durante todo el tiempo que estaba en las calles hizo de todo para poder sobrevivir. A los 16 años consiguió un pequeño trabajo en un lavadero de autos y acomodando productos en los supermercados, donde sufría la discriminación y el racismo de la sociedad por el color de piel y por su forma de vestir. Al poco tiempo se cansó de todo y se metió al camino de las drogas donde consumía y revendía para luego terminar en la cárcel. Todo parecía perdido para él hasta que a los 17 años creció 28 centímetros, un cambio radical en su cuerpo. Con ese estirón alcanzó los 2 metros.

Después de haber estado algunos meses en la cárcel, salió muy sorprendido por su estatura pero sabiendo que la estatura iba a ser primordial para lograr sus objetivos en el básquetbol. Por eso se metió en el básquet callejero donde logró ganarse la fama para luego ser invitado a un equipo de su comunidad en el cual salió premiado como el mejor jugador del torneo, lo cual le trajo muchos caza talentos por detrás. A los pocos días, su madre lo volvió acoger en casa.

Después de todo lo que le tocó vivir un cazatalento del equipo de básquet de Oklahoma Stan llegó hasta la puerta de su casa para ofrecerle que participe en el equipo y que tendría una beca de tres años algo que nunca había pensado. Esa vez le tocó embolsar su ropa para ir al instituto donde tenia la beca que se caracterizaba por formar grandes jugadores en los distintos deportes americanos y en el caso de Dennis lo apostaron todo hasta que lograra sus objetivos.

En 1986, aquel chico que nunca supo del amor de un padre y de una madre, dio un gran salto en su vida llegando al la NBA con el equipo de los Pistons de Detroit conducido por Isiah Thomas, quien es considerado como un padre porque gracias a su influencia corrigió las actitudes rebeldes en campo de juego que había adquirido en las calles. Hasta que Thomas, como capitán del equipo, llegó a darle un golpe en la cara y le dijo que el básquetbol no se trataba solo de un juego, que detrás de todo esto había muchos sacrificios, lagrimas y sueños de por medio y que tenía que mentalizarse de otro modo y estar junto con el equipo.

Las palabras de capitán le cambiaron el pensamiento y por primera vez sintió que lo querían. Ahí fue donde descubrió que el básquet era su profesión y lo que mas amaba, con el tiempo comenzó a disciplinarse y no solo eso sino también hizo entender que tenían que jugar más rudo para lograr sus metas. Después de entender esa situación el equipo comenzó a mejorar en todo y Rodman hacía el trabajo sucio en el equipo hasta llegar a ganarse apodo de el «Gusano Desquiciado». Pudo jugar contra los grandes jugadores de esa época y logró ganar dos anillos consecutivos con los Detroit Pistons en 1989 y en 1990. Se transformó en el mejor defensor durante 7 temporadas seguidas, a partir de ahí el equipo se vino en decline por la salida de los jugadores por la edad que tenían y el mismo también tuvo que abandonar el equipo cayendo en los vicios (mujeres, alcohol y apuestas ilegales), hasta el punto de casi matarse en su propio auto con un arma: para su suerte tenía la radio encendida y de pronto sonó el tema Black de Pearl Jam y se quedó dormido.A los pocos meses retomaría su carrera deportiva y tuvo un paso breve por San Antonio Sport sin destacar mucho.

En 1995 lo contrataron de los Chicago Bulls, que en esa temporada también contó con el regreso de Michael Jordan. Empezaba a  armarse un equipo histórico e imparable y Rodman vivió su etapa más gloriosa en su carrera deportiva ganando tres anillos de oro de la NBA volviéndose en una celebridad a nivel mundial. A tal punto que se metió en el cine, en la lucha libre y en viajes. Pero nuevamente estaba echándose a perder a tal punto de quedar sin contrato con los Chicago Bulls.

Rodman, después de que terminara su contrato, siguió su carrera deportiva en Los Ángeles Lakers y en Dallas Mavericks, pero pasó sin pena ni gloria cayendo en los vicios y su fracaso en el mundo del cine. En 2012 se declararía en bancarrota.

 

Edgar Cárdenas, 2° B, turno mañana