Diego González, refuerzo de jerarquía

Diego Hernán González, también conocido como “Pulpo”, nació en Lomas de Zamora hace 31 años y se desempeña como mediocampista central. En este momento de su carrera llega a Boca como un jugador de renombre, con experiencia y madurez en su juego por lo que podrá aportar mucho en el mediocampo Xeneize.

Debutó con apenas 19 años en Lanús, club en el que hizo las inferiores, y en ese mismo año se consagró campeón del torneo local con el equipo Granate disputando un total de 8 partidos alternando entre titular y relevo. El conjunto del sur de Buenos Aires esperaba una vuelta del experimentado jugador, que jugó defendiendo esta camiseta entre 2007 y 2014 convirtiendo 14 tantos, la cual finalmente no se dio.

La camiseta Xeneize será la cuarta en el país que vista el Pulpo tras su debut Granate ya que jugó para Rosario Central en 2010 cuando el Canalla disputaba la segunda división del fútbol argentino con un solo tanto y para Racing entre 2016 y 2018, su primer período, y 2019 a 2020, en su último paso por la academia con un total de 11 goles.

También tuvo su experiencia en el extranjero, aunque con una particularidad, ya que Diego tuvo solamente dos pasos fuera de Argentina y ambos se dieron en México. En Santos Laguna jugó entre 2015 y 2016 dónde anotó 6 goles y luego fue cedido a préstamo por la Academia en 2018 para disputar la Liga MX donde apenas convirtió un tanto.

El mediocampo de Boca tenía una vacante tras la salida de Iván Marcone, al Elche de España, por lo que el Pulpo tendrá una oportunidad con el correr de los partidos siendo una alternativa para Jorman Campuzano en el centro de la cancha o ser una opción en otro rol como pueden cumplir Guillermo Fernández o Nicolás Capaldo.

Gonzalo Orué