El Seis Naciones que tendrá 9 meses de duración

El Seis Naciones va a finalizar este sábado cuando se juegue la quinta y última fecha del torneo, que tuvo que suspenderse en marzo a causa de la pandemia de Coronavirus.

El 8 de marzo, luego del partido que Escocia le ganó 28-17 a Francia por la cuarta fecha del Seis Naciones, nadie imaginó que ese iba a ser el último durante mucho tiempo, debido a la paralización del deporte por la irrupción del COVID-19. A causa de esto, la semana 4 del torneo no pudo finalizarse hasta el sábado pasado, siete meses y medio después, cuando Irlanda aplastó a Italia por 50-17. La última fecha del certamen se va a disputar este 31 de octubre, prácticamente 9 meses después de haberse jugado el primer encuentro.

Alun Wyn Jones está a un partido de hacer historia en el rugby mundial, y podría hacerlo este sábado frente a Escocia.

El primer cruce va a ser a las 1115, hora argentina, entre Gales y Escocia. Ninguno de los dos equipos se juega el título, ya que el local está en quinto lugar con 7 puntos, y el visitante con 10 (el tercero es Francia con 13 unidades), pero los escoceses pueden aspirar a finalizar en el podio. Por otro lado, el segunda línea galés Alun Wyn Jones, de 35 años e internacional con los “Dragones Rojos” desde 2006, podría jugar su partido número 149 para su selección, y así superar el récord de 148 del neozelandés Richie McCaw, a quien igualó el domingo pasado en un amistoso contra Francia (que acabó en derrota por 38-21). Además de Jones, los galeses tienen entre sus jugadores más destacados al apertura Dan Biggar quien, por el momento, es el máximo anotador de este Seis Naciones, con 47 puntos convertidos; y quien más convirtió para Escocia es Adam Hastings, el joven apertura de 24 años, con 38, y que está en quinto puesto de anotaciones del torneo.

Emblema del seleccionado inglés, el más laureado de este torneo desde su primera edición en 1883.

El segundo partido de esta última fecha será el de Italia frente a Inglaterra, a las 13.45. Será el enfrentamiento más desparejo de todos, ya que los locales no sumaron ningún punto en cuatro partidos, por lo que finalizarán el torneo en la última posición de la tabla y, por su parte, el 28 veces campeón desde la creación del certamen (el torneo se llama Seis Naciones recién desde el año 2000, cuando se unió Italia) está en segundo lugar y buscará, con la victoria frente a los italianos, tener posibilidades de ganar su vigésimo noveno título, luego de dos ediciones sin lograrlo (aunque depende directamente del resultado entre Irlanda y Francia). Los ingleses perdieron únicamente contra los galos en la primera fecha por 24 a 17. A partir de ahí, encadenaron tres victorias seguidas, siendo la última frente a Gales por 33-30, en un partido que tuvo asegurado hasta cinco minutos antes de la finalización del encuentro, cuando su centro Manu Tialuigi fue expulsado, dejando al equipo con un jugador menos, ventaja que Gales no desaprovechó para anotar dos tries. De los “Roses” hay que destacar al medio-scrum Ben Youngs: el jugador de 31 años ha jugado 99 partidos para su seleccionado hasta el momento, y es el segundo jugador con más presencias (únicamente lo supera el pilar Jason Leonard, quien jugó entre 1990 y 2004).

La Selección de Irlanda es la principal candidata al título, y buscará conseguirlo por segunda vez en 3 años.

Para cerrar el certamen quedó el partido más importante de todos, que tendrá de protagonistas desde las 17.05 a Irlanda enfrentando a Francia en Saint-Denis. El que fuera cuartofinalista del Mundial disputado el año pasado es primero en la tabla con 14 puntos, y viene de ganarle con autoridad a Italia 50-17 por la fecha anterior, encuentro que se disputó el sábado pasado. Un dato importante sobre “El XV del Trébol” es que no perdió ningún encuentro en la edición 2018, la última vez que se consagraron. Los “Bleus”, por su lado, están igualados en puntos con Inglaterra, y buscarán ganarle a los irlandeses para poder consagrarse campeones por primera vez desde 2010, siempre y cuando Italia le gane a los ingleses. El historial entre Irlanda y Francia favorece al segundo, ya que llevan 98 enfrentamientos, de los cuales 56 los ganó el local, 35 el visitante, y los 7 restantes terminaron igualados. 

El historial de títulos del torneo, desde su primera edición en 1883, muestra 28 consecuciones para Inglaterra, 27 para Gales (ya sin chances de igualar a los ingleses), 17 para Francia, 14 para Irlanda, 15 para Escocia (también sin posibilidad de quedarse con el torneo), y ninguno para Italia (cuyo máximo logro fue el cuarto puesto en 2007 y 2013).

Ezequiel Pica, 2° B, turno mañana