Operativo Reelección

A dos semanas de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, Donald Trump inicia el tramo final de una carrera teñida por polémicas y algunas controversias

Donald Trump en pleno debate presidencial (Foto: AFP)

3 años. 9 meses y 12 días, es el tiempo que va a transcurrir desde aquel 20 de enero del 2017, día en el cual Barack Obama cedió la investidura presidencial de los Estados Unidos a -el siempre controvertido- Donald Trump, hasta el próximo 3 de noviembre. Ese día, se llevarán a cabo las elecciones presidenciales en el país norteamericano; quizá, una de las más reñidas del último tiempo, debido a las revueltas sociales y a la coyuntura sanitaria que salpica los intereses del país.

Luego de varios días aislado tras dar positivo de Covid-19, Donald Trump volvió al escenario principal en busca de sobreponerse a Joe Biden, su acérrimo rival electoral, y así, conseguir quedarse con la reelección. El hoy presidente norteamericano reapareció para retomar sus actividades de campaña y lo hizo con un discurso desde el balcón de la Casa Blanca. «Por medio del poder de la ciencia y la medicina de América, erradicaremos de una vez por todas este virus chino», expresó Trump, escondido detrás de una mascarilla, refiriéndose de manera peyorativa al país asiático.

Donald Trump en el balcón presidencial luego de recibir el alta médica (Foto: Bloomberg)

En el último debate previo a los comicios, que dicho sea de paso, fue bastante más decente y prolijo que el primero, Donald Trump siguió en la misma tónica con respecto al coronavirus y expresó: “Tenemos que reconstruir nuestro país como era antes de la plaga china. El éxito nos va a unir”.

Cabe destacar que el mandatario republicano se mostró, desde el primer día, un tanto escéptico con respecto al coronavirus; en todo momento privilegió el bienestar del sistema económico por encima del sanitario. A su vez, se encargó de generar una politización innecesaria del virus y del uso o no de las mascarillas.

Días atrás, Trump cruzó fuertemente a Anthony Fauci, ministro de salud de los Estados Unidos, aduciendo que éste era un «desastre» y que «la gente está cansada de escucharlo a él y a todos esos idiotas que se han equivocado»; menospreciando su tarea como epidemiólogo y principal encargado de combatir los embates del coronavirus. «Cada una de las decisiones que tomó fueron equivocadas. Si le hubiéramos hecho caso, tendríamos 500.000 muertes. Si lo hubiéramos escuchado, tendríamos entre 700.000 y 800.000 muertes ahora mismo», aseguró en una llamada telefónica que mantuvo con su personal de campaña y que luego se filtró a la prensa.

En cuanto a lo económico, a finales de marzo, Trump aprobó un primer paquete de ayuda conformado por un total de dos billones de dólares para atenuar los daños provocados por la pandemia. Hace unas semanas, el presidente presentó un nuevo paquete de estímulos económicos, el cual, todavía está pendiente de aprobación. El monto rondaría los 1,8 billones de dólares, cifra aún lejana de los 2,2 billones que solicita la banca demócrata.

Pero las cuestiones sanitarias no son las únicas que ponen en aprietos a Donald Trump. Los constantes actos de violencia policial referidos al racismo no cesan y, desde Washington, parecen no poder ponerle paños fríos a la situación.

Uno de los casos más resonantes del último tiempo fue el del asesinato de George Floyd en manos del, ahora, ex agente policial Derek Chauvin, en Minneapolis. Esto desató multitudinarias manifestaciones a lo largo y ancho de Estados Unidos y el mundo; con la importante incidencia de las personas más influyentes del cine, la televisión y el deporte, etc. La postura de Trump no fue la más feliz. Nunca se pronunció en contra de estos hechos repudiables e, incluso, esbozó atisbos de desprecio hacia el movimiento Black Lives Matter.

LeBron James arrodillado durante el himno de Estados Unidos, en la burbuja de Orlando (Foto: Kevin C. Cox)

“Cuando veo personas arrodilladas durante el juego y que faltan el respeto a nuestra bandera y a nuestro himno nacional, lo que hago es apagar el juego”, esgrimió Trump, en clara contraposición al gesto en contra del racismo realizado por los protagonistas de la NBA.

Lo cierto es que estas acciones, entre otras, hicieron que Donald Trump se encuentre en la mayoría de encuestas nacionales por debajo del candidato demócrata Joe Biden, a tan solo dos semanas de las elecciones presidenciales en Estados Unidos.

Para saber más sobre el debate presidencial: https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-54663327

Iván Molina