El gran sacrificio para clasificar a Tokio 2020

Gastón Alto, Santiago Lorenzo, Francisco Sanchi y Horacio Cifuentes, los cuatro representantes del seleccionado argentino de tenis de mesa, suman más de 9000 km por semana para poder conseguirlo

Gastón Alto y Horacio Cifuentes en los Juegos Panamericanos de Lima 2019

No es ninguna novedad que clasificar a los Juegos Olímpicos requiere de un gran sacrificio por parte de los atletas y que se esta dispuesto a todo para poder lograrlo. Para Gastón Alto, Santiago Lorenzo, Francisco Sanchi y Horacio Cifuentes, los cuatro integrantes del seleccionado nacional de tenis de mesa, no fue la excepción. Estos jugadores llevaban un mínimo de seis meses sin poder disputar competencias oficiales, luego de que la pandemia del COVID-19 obligara a suspender todos los torneos desde marzo.

Los entrenamientos presenciales regresaron para ellos a mediados del mes de junio y los deportistas comenzaron a planificar su futuro, que debido a la falta de actividad a nivel continental, se decidieron por viajar a Europa para poder competir y comenzar a sumar puntaje para la clasificación a los Juegos Olímpicos. La liga de Alemania fue el principal destino elegido.

Por el lado de Alto (99° en el ranking mundial) y Santiago Lorenzo (274°), optaron por unir fuerzas y competir para el TSV Windsbach 1892 de Núremberg, que se encuentra en la cuarta división alemana y buscará el ascenso. En este caso, esta dupla no vive en la misma ciudad y ni siquiera en el mismo país. En el caso de Lorenzo, está localizado en la ciudad portuguesa de Oporto, donde se encuentra entrenando en el Centro de Alto Rendimiento de Portugal y viaja semanalmente unos 2323 km. para competir. Allí se encuentra entrenando junto a varios jugadores de elite de Brasil y Francia.

Por su parte, Alto está basado en Bad Aibling, un pequeño pueblo ubicado en el sur de Alemania, a 56 kilómetros de distancia de la ciudad de Múnich, a la que viaja diariamente. Finalizada la semana de entrenamiento, se desplaza otros 231 km. hacia Nuremberg para competir.

Sanchi (546°) es otro de los integrantes del seleccionado que se encuentra basado en Alemania, en este caso en Saarbrücken, una ciudad que se encuentra en el sudoeste y en el límite con Francia. Sin embargo, Sanchi compite en el UTTC Salzburg, de la primera división de Austria. Para llegar a la ciudad donde se encuentra su club, este jugador recorre una distancia de 587 km. y esta puede variar de acuerdo a su rival en la competencia.

En el caso del jugador más experimentado de la selección, Cifuentes (74°), se encuentra basado en Oporto junto a Santiago Lorenzo. Pero, en este caso, Cifuentes optó por competir en el club Ammiens, de la segunda división de Francia. Para llegar a la ciudad donde se encuentra su club, debe recorrer unos 1700 km.

De esta forma, teniendo en cuenta que cada uno de ellos debe hacer dos viajes por semana entre la ida y la vuelta, la distancia que recorren estos cuatro jugadores es de 9684 km. (siendo 4646 km. de Lorenzo, 3400 km. de Cifuentes, 1174 km. de Sanchi y 464 km. de Alto). Todos estos con un mismo objetivo en común: Lograr la mejor performance posible y llegar con el mejor rendimiento al Torneo Clasificatorio Americano, donde buscarán la clasificación a Tokio 2020.

Ramiro Soria