La polémica en las tarjetas de Teófimo López vs Vasyl Lomachenko

El hondureño disputó los doce rounds frente al ucraniano y finalmente ganó por fallo unánime pero para muchos el resultado no fue justo

Lomachenko recibiendo un golpe de López.

Fue una de las veladas más esperadas del año. Y como para no serlo: dos bestias chocaron en el ring. Por un lado Teófimo López, una de las figuras más recientes del boxeo, quien con 23 años fue el primero en darle a Honduras un título mundial y manteniendo hasta este encuentro un récord de 15 victorias (12 KO) sin ninguna derrota. Y por la otra esquina, Vasyl Lomachenko, la máquina de Ucrania, portador de varias medallas, entre ellas la de oro en la división pluma de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 y campeón en tres divisiones de peso en apenas quince peleas.

Por quienes iban a estar en el ring, las expectativas eran muy altas, pero a la hora de la ejecución ocurrió todo lo contrario. Lomachenko, un boxeador con una excelente velocidad de manos, tuvo un comienzo lentísimo; el hondureño logró sacarle una ventaja notable en los primeros rounds, y no tuvo ningún problema para llegar al final llevándose consigo los cinturones de peso ligero de la AMB, la OMB, el CMB Franquicia y The Ring. A diferencia del ucraniano, quien salió bastante perjudicado de los cruces, terminando la pelea con una hemorragia por encima de su ojo.

Una nota de Yahoo Sports con el Dr. Neal S. ElAttrache reveló que Lomachenko fue operado del hombro derecho la noche del lunes tras un dolor que sentía cuando tiraba el gancho; parte de ello también podría explicar por qué no pudo dar su ciento por ciento durante la pelea. El médico también develó que el boxeador permanecía con estas molestias hacía seis semanas atrás desde su llegada a Estados Unidos para la última fase preparatoria: “Es el tejido que lubrica y acolchona el manguito retador, donde lo habíamos tratado e inyectado antes de la pelea. En el interior del hombro, donde anteriormente se había dislocado, tenía una ruptura del cartílago dentro de la cavidad”.

Los números finales de los jueces en el MGM Grand Arena fueron 119-109, 117-111 y 116. 112, resultado muy criticado en las redes sociales, incluso hasta por el presidente de Top Rank, Bob Arum, quien no tardó en manifestar su disgusto. “¿119-109? ¿Qué pelea vio esa juez?”, declaró el promotor, haciendo referencia a Julie Lederman. Y agregó: “No fue a buscar el nocaut. Le di a Lomachenko la novena, décima y undécima ronda. Pensé que ganaría la duodécima y sería empate. Pero, esos jueces, ¿qué demonios estaban viendo?”.

El reconocido comentarista de TV Azteca Eduardo Lamazón también fue uno de los que criticó el desempeño del ucraniano mediante Twitter:

“LOMA perdió los 7 primeros rounds (el round 2 quizá dudoso). Ganó los rounds 8 y 11. Perdió el 12. Toda la polémica está en los rounds 9 y 10. Pelea modesta. Teófimo más de lo esperado, administrando la pelea y exhibiendo boxeo que no le conocíamos. Lomachenko mal y con miedo”.

Esta publicación desató el enojo de muchos fanáticos en la red social y se creó una lluvia de opiniones de lo que fue el resultado final, aunque ya no hay vuelta atrás, López se coronó campeón y Lomachenko se quedó con la espina, si querrá vencerlo podrá tener la oportunidad en el caso de una futura revancha.

Lautaro Galarza